11 de abril de 2018

Stephen Hawking


Con motivo del reciente fallecimiento de Stephen Hawking hoy traigo en la sección de “Demencia, la madre de la Ciencia”, una semblanza suya a modo de homenaje.

Stephen nace en el año 1942, estamos en la Segunda Guerra Mundial y Londres, donde viven sus padres, es bombardeado sin misericordia por la Luftwaffe, por lo que su familia decide trasladarse a Oxford y allí acaba naciendo el ocho de enero (otro ocho de enero, pero de trescientos años antes, falleció Galileo Galilei).

University College de Oxford

Sus años escolares los cursa en Saint Albans. A Stephen le gustan las matemáticas, y es esta disciplina la que quiere estudiar en la Universidad, pero su padre –un especialista en parasitología– quiere que estudie en el University College de Oxford, y ahí no imparten ese grado, por lo que el joven Stephen inicia allí sus estudios en Ciencias Naturales, para especializarse luego en Física. Tras conseguir el grado universitario se traslada al Trinity Hall de Cambridge para cursar el posgrado y allí se doctora en Física, tiene veinticuatro años.

Trinity Hall de Cambridge

Mientras se prepara el doctorado, se casa con Jane Wayline. De este matrimonio tendrá tres hijos.

Antes de iniciar el doctorado, Hawking muestra signos de la enfermedad que le acompañaría durante toda su vida. Un día, patinando en el hielo, se cae y tiene dificultades para levantarse. Con veintiún años le diagnostican la enfermedad lateral amiotrófica (ELA), una enfermedad neurodegenerativa que produce parálisis muscular progresiva y que le obliga a desplazarse en silla de ruedas. En 1985, a causa de una neumonía, le tienen que practicar una traqueotomía y a consecuencia de esta maniobra pierde el habla; desde entonces solo puede comunicarse mediante un sintetizador de voz que pronuncia en voz alta sus pensamientos.

En 1990, y tras veinticinco años de matrimonio, se divorcia y se casa, cinco años después, con Elaine Mason, una de las enfermeras encargadas de cuidarlo. Este matrimonio duraría hasta el año 2007.

Hawking fue profesor en la universidad de Cambridge como titular de la cátedra de Matemáticas (la misma que ostentó Newton). Se jubila en 2009 y fallece, a la edad de setenta y seis años, el 14 de marzo de 2018.
 
Hawking con los protagonistas de la serie televisiva 'Big Bang Theory'
Como físico se dedicó a la investigación, siendo muchas sus contribuciones en este campo. Recibió múltiples galardones, entre los que cabe destacar la Orden del Imperio Británico y el premio Príncipe de Asturias a la Concordia, o los doce (doce, ahí es nada) doctorados Honoris Causa.

Sus teorías son muchas y también muy complejas. En un principio su interés se centró en la termodinámica, la relatividad y la mecánica cuántica. Enunció varios teoremas de singularidad donde probaba la existencia de una singularidad espaciotemporal en el espacio-tiempo y que las singularidades son una característica bastante genérica de la relatividad general. No me voy a poner a explicar en qué consisten las singularidades, entre otras cosas porque no las entiendo. Como tampoco entiendo en qué consisten la mayoría de sus trabajos. A lo más que llego es a medio comprender que intentó conciliar la teoría de la relatividad de Einstein con la teoría cuántica. 

También trabajó el concepto de “agujero negro” –zonas geométricamente bien delimitadas en el espacio, donde existe tanta gravedad y masa concentrada que impide el paso de la luz–. Según él, el espacio y el tiempo tienen un principio en el big bang y un final dentro de agujeros negros.

Asimismo, afirmó que debería haber una ley que hacía imposible viajar en el tiempo, pero al no encontrarla –lo que no implica que no exista– llegó a decir, haciendo gala de un gran sentido del humor:

“Quizá el viaje en el tiempo sea posible, pero no es práctico”

Pero creo que a Hawking se le conoce especialmente por sus ideas religiosas –o sería más correcto decir no-religiosas–, entrando en el terreno de la filosofía a través de la física. Aspecto este que a mí me fascina mucho. Para mostrar qué pensaba este maravilloso científico citaré aquí alguna de sus frases más ilustrativas –perfectamente comprensibles–.

"No soy religioso en el sentido normal de la palabra. Creo que el Universo está gobernado por las leyes de la ciencia. Esas leyes pudieron haber sido creadas por Dios; pero Dios no interviene para romper las leyes."

“Dado que existe una ley como la de la gravedad, el Universo pudo y se creó de la nada. La creación espontánea es la razón de que haya algo en lugar de nada, es la razón por la que existe el Universo, de que existamos. No es necesario invocar a Dios como el que encendió la mecha y creó el Universo.”

Siempre se definió a sí mismo como ateo. De hecho, manifestó que para él ciencia y religión son incompatibles. Puede que no entienda muchas de sus teorías y/o demostraciones, pero con esta última aseveración estoy plenamente de acuerdo.

“En el pasado, antes de que entendiéramos la ciencia, era lógico creer que Dios creó el Universo. Pero ahora la ciencia ofrece una explicación más convincente. Lo que quise decir cuando dije que conoceríamos 'la mente de Dios' era que comprenderíamos todo lo que Dios sería capaz de comprender si acaso existiera. Pero no hay ningún Dios. Soy ateo. La religión cree en los milagros, pero estos no son compatibles con la ciencia.”

Dicen de Hawking que fue un luchador, que asumió su enfermedad con entereza y que dio muestras de un gran valor para seguir con sus trabajos a pesar de sus limitaciones físicas. Sin negar ni un ápice de valía a esto, yo creo que donde realmente demostró que estaba hecho de una pasta especial fue al dedicarse a divulgar sus ideas. Eso sí que tiene mérito.

No es fácil explicar alguna de las cosas que él desarrolló y, con todo y con eso, consiguió que los simples mortales entendiéramos, más o menos, qué es un agujero negro. Tenía muy claro que los conceptos científicos no son exclusivos de los investigadores, que el hombre de la calle tiene el derecho de estar al tanto de lo que hacen los científicos.

“Si la gente no sabe qué hacen los científicos, no apoyará a la Ciencia y eso será un desastre para la Humanidad”

Publicó varios libros de divulgación. Breve historia del tiempo: del Big Bang a los agujeros negros, Brevísima historia del tiempo o El universo en una cáscara de nuez son los títulos más conocidos. Aunque no sé yo hasta qué punto alguno de estos libros se puede considerar al alcance del entendimiento de todos. Yo me leí Brevísima historia del tiempo y algunos pasajes se me hicieron muy cuesta arriba, pero con El universo en una cáscara de nuez no llegué a pasar de los dos primeros capítulos. Torpe que es una.

También se atrevió con la literatura juvenil y escribió algunos libros en colaboración con su hija Lucy. Mi propia hija leyó dos de ellos y se entusiasmó con el Universo y sus leyes. Creo que esas lecturas supusieron el empujón definitivo para que se decantara por el estudio de las Ciencias.

Dos de los libros para niños que escribió Stephen Hawking en colaboración con su hija Lucy


Pero, además de todo esto, no tuvo ningún inconveniente en aparecer, y así manifestar su apoyo incondicional, en series con trasfondo científico, como es la desternillante “Big Bang Theory”. Siempre fue un firme defensor de la difusión de los conocimientos científicos, algo que le hace aún más grande.

Podría escribir muchas más páginas sobre él. Sus ideas sobre la existencia de vida extraterrestre y su oposición al proyecto METI [Messaging Extraterrestrial Intelligence (enviando mensajes a la inteligencia extraterrestre)] darían para otra publicación. Pero no me voy a extender más.

Cuando, con veintiún años, le diagnosticaron su espantosa enfermedad, le pronosticaron una esperanza de vida no superior a tres años. Fueron cincuenta y cinco los que sobrevivió a ese terrible mal, contradiciendo a los médicos y a los tratados de medicina, pues fue un caso excepcional.

Yo comparto el ateísmo de Hawking, pero en este caso tiendo a creer en un Dios que obró el milagro de retrasar –en contra de las leyes médicas­– la degeneración mortal para que pudiéramos todos beneficiarnos de su maravillosa inteligencia.

Va por usted, míster Hawking.



32 comentarios:

  1. Qué hermoso homenaje, Kirke.
    No sé si alguien será capaz de aunar la Relatividad y la Mecánica Cuántica. Creo que cuando alguien lo consiga algo hará click y el Universo nos mostrará sus leyes claras y transparentes y todo se entenderá por fin. Lo malo es que si Hawking no fue capaz de conseguirlo, da la impresión de que nadie lo hará.
    He disfrutado leyendo esta entrada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Rosa.
      Yo no tengo muchas esperanzas de que esas dos grandes teorías lleguen a casar entre sí, porque si Hawking no lo consiguió... y mira que lo intentó. Puede que todo estribe en que el Universo es tan complejo que acepta regirse por leyes contradictorias, quien sabe.
      Tenía ganas de escribir algo sobre este físico y a raíz de su fallecimiento pensé en hacerlo más pronto que tarde. Me alegra que disfrutaras con esta publicación.
      Un besote.

      Eliminar
  2. Un justo homenaje a un gran científico y a un gran luchador como persona. Como bien has dicho desafió todas las leyes médicas para sobrevivir muchos más años de los que en teoría le hubiesen correspondido y lo hizo de forma producitva, fructífera y plena intelectualmente. Eso ya dice de él que era excepcional en cuanto a entusiasmo y amor por su trabajo.

    Yo tampoco creo que fuera capaz de entender sus obras de carácter divulgativo (ni siquiera lo he intentado, muy mal por mí) pero me encanta que intentara acercar la ciencia a la gente de la calle. En fin, qué más se puede decir, ha sido una grandísima pérdida :(

    Gracias por esta entrada, Paloma. Siempre es un gusto leerte y leer sobre él.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Julia.
      Las teorías de Hawking son muy complejas y hacerlas comprensibles para un público que no tiene una buena base de física y matemáticas es una tarea ardua. Pero el solo hecho de que este hombre quisiera hacerlo ya me parece muy meritorio. Al menos lo intentó, y puso todo su empeño en participar en aquellas actividades que supusieran divulgación y siempre dispuesto al debate y al diálogo.
      Su fortaleza moral para afrontar esa terrible enfermedad es lo que más llama la atención. Todo un ejemplo de superación.
      Un beso muy grande.

      Eliminar
  3. Muy buen homenaje Paloma, me ha gustado conocer un poco más de este gran científico, divulgador y sobre todo gran luchador y me parece precioso ese interés en divulgar algo que tanto amaba, la ciencia.
    Es una gran pérdida pero imagino que para ese hombre valiente tuvo que ser una vida muy dura.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Conxita.
      Cuando alguien ama lo que hace es lógico que quiera compartir con los demás esa pasión. Creo que Hawking amaba mucho su trabajo y quería que los demás lo conocieran y participaran de sus descubrimientos.
      Siempre me fascinó este hombre, como científico y como una persona que no se rindió ante la enfermedad.
      Un beso grandote.

      Eliminar
  4. Qué bonito Kirke, me ha encantado este homenaje que has hecho a esta mente maravillosa. La verdad es que no es solo un referente intelectual, sino que también es un ejemplo a seguir en cuanto a fortaleza. Que una enfermedad como el ELA no te detenga en el desarrollo personal y que además haya llegado tan lejos en el ámbito laboral es lo más admirable que he visto.
    Preciosa entrada!! Un besote guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, María.
      Me parece que todos, cuando veíamos a Hawking por la tele, en su silla de ruedas con su voz metálica, pensábamos lo mismo: qué hombre más combativo. Además tenía un gran sentido del humor, algo que todavía le hace más grande de lo que ya era por su mente excepcional.
      Un besote.

      Eliminar
  5. Hola Kirke, sin duda una de las mentes más brillantes que nos dejó el pasado siglo y en mí opinión, a la altura de Albert Einstein o de Nikola Tesla. Y desde luego que este genio obró varios "milagros" como el de de sobrevivir contra todo pronóstico tantos años a su enfermedad. Quizás sin todos los problemas que le originó su dolencia, hubiera llegado aún más lejos y hubiera encontrado todas las respuestas o buena parte de ellas que la humanidad se viene preguntando desde el principio de los tiempos. Respecto al proyecto METI, que creo introduce algunas variantes con el SETI, siempre me llamó la atención, la oposición del científico y con argumentos bastantes lógicos y coherentes. Entre otras cosas porque pecaríamos de inocentes, en que supuestas civilizaciones exteriores fueran amistosas en el caso de que las hubiere. Por cierto, en el plano cinematográfico y teniendo en cuenta que no me gustan los biopics, se realizó una gran película llamada La teoría del todo que quizás hayas visto y con una gran banda sonora como guinda.
    Un abrazo y gracias por tan cuidado y bonito homenaje hacía un ser humano más que admirable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Miguel.
      El proyecto METI, es la nueva versión del SETI. El SETI "buscaba" señales de vida inteligente fuera de la Tierra, el METI lo que hace es "emitir" señales para que puedan ser captadas por supuestas civilizaciones inteligentes extraterrestres.
      Hawking no estaba en contra de "conocer" la existencia de vida inteligente fuera de nuestro planeta, lo que no quería era "contactar" con ella porque intuía, creo que acertadamente, que no iba a ser bueno para nosotros. En cierta ocasión dijo "si los extraterrestres nos visitan, el resultado será como cuando Colón llegó a América, lo que no salió tan bien para los nativos americanos"
      Con "La teoría del todo" me pasó una cosa curiosa. Haciendo 'zaping' la noche anterior al fallecimiento de Hawking vi que la estaban emitiendo en una cadena de la tele (no recuerdo cuál). Al día siguiente, cuando me enteré de que había muerto, me alucinó la coincidencia porque se supone que la muerte se produjo el día posterior a la emisión. O puede que los programadores de la tele tengan información reservada. No sé.
      Gracias por tu comentario y tu visita.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Bonito homenaje que le has hecho a este científico que ha demostrado que tenía una fortaleza y una cabeza insuperable. Ha demostrado al mundo su valía y su mente brillante y nos ha acercado a muchos a la ciencia. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mamen.
      Creo que a todos nos emocionó la fortaleza de este científico. Es todo un ejemplo para los demás, por su afán de transmitir sus conocimientos, por su entereza ante la enfermedad y por su inteligencia excepcional.
      Un besote.

      Eliminar
  7. Bueno, llego todavía catatónico por el partido del Madrid (futbolero y merengue que es uno) para encontrarme esta entrada que me hace mirar a las estrellas. Hawking es un ejemplo de aceptación y adaptación a lo que la vida nos depara. Supo comprender que su enfermedad, su figura icónica atado (solo en cuerpo) a esa silla de ruedas podría utilizarla para divulgar la ciencia dado que el público en general siempre se fijaría en él. Y lo hizo sin complejos. Además de ser un excelente campo de pruebas de numerosos avances en cuanto a la adaptación de equipos para personas con movilidad reducida.
    En cuanto a su religiosidad, la verdad es que siempre he tenido dudas. Siempre ha reconocido ser ateo, pero siempre se ha referido a Dios, por supuesto a un Dios distinto a cualquier personificación dada por la religión. Para él ese Dios era la propia realidad. Recuerdo una de sus frases que venía a decir que los científicos tenían la obligación de ofrecer una explicación lógica del nacimiento de nuestro universo. Y mientras no la consiguieran, poco podrían reprocharle a la religión.
    Más allá de su figura, creo que afortunadamente siempre habrá puertas por abrirse. De momento, solo conocemos la historia del universo a partir de una pequeñísima parte de un segundo después de su creación, justo cuando se produjo el big bang. Pero aún y así, nos queda esa pequeñísima parte de un segundo anterior. Y si llegáramos allí, seguro que nos encontraríamos otra cosa. He dicho que afortunadamente porque no podría imaginar cómo podríamos vivir conociendo hasta el último tornillo del infinito engranaje que es el Universo. Creo que marcaría el final de nuestra historia. Esta es la idea con la que escribí el último relato, El trono, de mi libro.
    Y bueno, lo dejo ya porque podría pasarme horas hablando de estos temas que me apasionan. Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, David.
      El concepto de Dios para Hawking era muy diferente al, digamos, estándar. El veía a ese posible Dios como el "creador" de las leyes físicas pero sin ninguna intervención en ellas, es decir, nada de milagros ni de cambios en el devenir de la naturaleza. No obstante, me parece que su posición se fue radicalizando con los años. En 2010 surgió la polémica cuando declaró sin ambages que el Universo surgió de la nada y que no hace falta a Dios para "prender" la mecha de ese inicio. Puede que el sufrimiento de su enfermedad le estuviera ya pasando factura.
      Yo también he pensado qué había antes de ese Big Bang, y la nada se me antoja incomprensible, pero si nos ponemos trascendentales podríamos pensar también ¿qué había antes de Dios? ¿quién lo creó? En algún momento tuvo que existir la nada, lo contrario sería aceptar el concepto de eternidad, algo que también es incomprensible para mí. En fin, David, que esto da para mucho. El capítulo de "El trono" es una versión de todo esto que hablamos, que me parece perfecta. Ojalá, tengas tú razón.
      Por cierto, espero que tu tensión arterial ya se haya estabilizado después del partido de anoche. Y si, al igual que a otro merengue que conozco (mi marido), tuviste ciertas molestias intestinales cuando la Juve marcó el tercer gol, espero que también se te haya pasado, ja, ja, ja.
      Un beso muy grande.

      Eliminar
  8. Siempre he sido un negado para las matemáticas y, por extensión, para la física de altos vuelos. Intenté, en una ocasión, leer la famosísima teoría de la relatividad de Einstein y no pasé de las primeras páginas. Lo mismo me ocurriría con las publicaciones de Hawking, por muy divulgativas que sean. Ante unos cerebros tan brillantes me descubro y pienso que sus teorías, aunque no pasen de ello, son ciertas o, por lo menos, tienen visos de serlo.
    Si ciencia y religión son incompatibles no sabría decirlo. De hecho, hay científicos religiosos. ¿Acaso el hecho, tal como el propio Hawking señala, de que el Universo surgiera de la nada no se parece a un milagro? ¡Creación espontánea! En mi más absoluta ignorancia eso se me antoja milagroso. "La energía no se crea ni se destruye, se transforma", dice la primera Ley (no teoría) de la termodinámica. Muchos ateos justifican la no intervención de un Dios creador (o como se le quera llamar) por el mero hecho de que todo se inició con el Big Bang, y se quedan tan anchos. ¿Y antes, qué había? ¿De dónde surgió la energía (y masa) que produjo esa explosión cósmica que dio lugar al Universo tal como lo conocemos? Yo me definiría más bien como agnóstico, por el simple hecho de que no podemos conocer la verdad, ni creo que lleguemos a conocerla y ni la ciencia ni la religión tienen las respuestas. Si la existencia de un Dios creador parece risible, un cuento para niños, algo, si no imposible, sí muy difícil de creer, ¿no lo resulta también el concepto de infinitud o de la nada? Repito que soy un perfecto ignorante cuando de estos temas de trata (y de otros también, que conste), pero creo que incluso esas mentes privilegiadas son incapaces de desvelar la verdad. En todo caso de acercarnos a ella, que ya es mucho.
    A la genialidad de Stephen Hawking yo le añadiría una cualidad para mí mas sobresaliente: la de superación.
    Una entrada muy encomiable para homenajear a uno de los genios de la historia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Josep Mª.
      Creo que esa incompatibilidad de religión con la ciencia que tan categóricamente defiende Hawking se basa en el pilar primordial del método científico: el escepticismo. Si no me lo demuestras, no me lo creo. Aunque el que una cosa no esté demostrada no significa que no exista, eso también es verdad.
      Como le comento a David, antes de ese Big Bang, según Hawking, no había nada. Pero esa nada es difícil de comprender, al menos también para mí. Si Dios está en ese hueco, uno podría preguntarse también qué había antes de él, y vuelta a empezar. Los teólogos, cuando se llega a este punto, hablan de eternidad, otro concepto difícil de comprender para la mente humana.
      En cualquier caso, cuando de filosofía se trata, y estos temas de religión a mí me lo parecen, ningún científico, ni siquiera de la talla de Hawking, tiene la última palabra.
      Puede que el ateísmo, al fin y al cabo, sea una creencia más, pues el no "creer" en Dios ya implica cierta forma (rara) de fe.
      Gracias por tu interesante aportación.
      Un abrazo.

      Eliminar

  9. Hola, nueva seguidora; felicitaciones por blogs y publicaciones; este es el último publicado por mí:https://ioamoilibrieleserietv.blogspot.it/2018/04/recensione-serie-diabolic-s-j-kincaid.html


    Si quieres te espero como lectora permanente

    Gracias

    ResponderEliminar
  10. Es un gran científico pero también es un gran ejemplo porque fue capaz de seguir hacía adelante a pesar de que no le daban mas de tres años de vida y aún así siguió adelante, divulgando ciencia y con su vida, es verdaderamente muy muy admirable, y debemos siempre tenerlo presente porque ejemplos como estos son los que nos deben de dar fuerzas en momentos duros y adversos frente a la enfermedad.
    Gracias Paloma por este homenaje, del cuál he conocido un poco mas a este gran hombre y persona.
    Un besote. TERE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Tere.
      Si Hawking ha dejado esa huella entre la población en general, no solo entre los científicos, es por esa vertiente de superación personal, saber encarar una enfermedad tan demoledora, que te va mermando poco a poco, y sin remisión, la movilidad de todos los músculos, es algo que solo alguien excepcional puede hacer.
      Hawking no solo fue un brillante físico, con una inteligencia por encima de lo normal, demostró ser un luchador incansable. Toda nuestra admiración.
      Un beso.

      Eliminar
  11. Un gran homenaje para un gran personaje.Muchas de sus teorías no las entenderemos los simples mortales, pero en lo que si estamos de acuerdo es en su gran tesón por superar las barreras de lo físico y trascender como él lo hizo a planos desconocidos del universo.
    La película que se rodó basándose en su vida, merece la pena ciertamente.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Francisco.
      A estas alturas creo que la tónica general de todos los comentarios es la admiración que todos sentimos por este científico, sobre todo por su manera de afrontar su enfermedad. Un ejemplo.
      Un beso.

      Eliminar
  12. Muy bonito tu post en homenaje a ese pedazo de fisico que fue Stephen Hawking. Yo vi la película que se hizo sobre su vida. Fue un hombre admirable, divertido, inteligentisimo y siempre interesado por lo que ocurría en el mundo que le tocó vivir. Y, bueno, la dignidad con que llevo su enfermedad degenerativa hasta el final es encomiable.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. No, se me ha ido el comentario. Abrevio: un hombre formidable y un post fantastico y merecido sino por este hombre que llevo su enfermedad con una gran dignidad. Además siempre se intereso por el mundo que le rodeaba. Y no digo nada de sus conocimientos porque no se nada de esa materia, solo se que fue un genio, un hombre superior que desafortunadamente murió victima de una insidiosa enfermedad degenerativa.
    Como Francisco vi la película que se hizo sobre él y me gustó.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Juan Carlos.
      Ese interés por el mundo que le rodeaba al que tú haces alusión, es el que le hizo interesarse por la ciencia, para entender las leyes que rigen la naturaleza y el universo. Además, que fuera profesor durante treinta años también, creo que tiene mucho que ver con su afán de divulgar, de explicar y hacer entender a los demás lo que él iba descubriendo.
      Gracias por tu visita.
      Un besote.

      Eliminar
  14. Qué precioso homenaje, Kirke. A mi siempre me admiró la fortaleza de este hombre, su espíritu luchador. No se dejó condicionar y vivió (muchos más años de los que le auguraban) dedicándose a aquello que amaba y compartiéndolo no sólo con la comunidad científica, sino con el público en general. Ha dejado una huella imborrable y me parece que este post y los comentarios que hacemos todos da buena cuenta de ello.
    Un post precioso. Mil besos, Kirke

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Chari.
      No creo que haya nadie, por muy poco relacionado que esté con el mundo de la ciencia, que no conozca a este hombre. Aunque sus teorías no las entiendan, lo que sí dejó claro es que supo afrontar su enfermedad con entereza y trabajando desde sus limitaciones. Incluso, aportó sus conocimientos para mejorar las condiciones de quienes como él tenían el mismo problema, diseñando sillas especiales y creo que en el sintetizador de voz también.
      Un fenómeno.
      Un beso grande.

      Eliminar
  15. Hola Kirke, como admiradora de S. Hawking al toparme con esta publicación la lei de inmediato.

    Me ha parecido lindo tu homenaje a una persona de admirar por todos sus dotes, tanto los intelectuales como los de carácter personal.

    Como seguidora de sus teorías y aportaciones mas entendibles, en especial me decanto por la teoría de unificación y por los hoyos negros, todo el misterio que les rodea me atrae. Hasta coincidimos en la fecha de nacimiento, bueno el día y el mes (8 de enero)yo soy del 1960.

    La película "La teoría del todo", la vi en su momento y aunque me gusto, me dejo algo desconcertada, no lleno mis expectativas, pues esperaba mas ciencia que otra cosa y resulto ser mas su vida personal e intima, pero nos dio a conocer el lado mas vulnerable de este genio de las ciencias.

    Como soy de las que esta segura de que todo tiene un objetivo y razón de ser, sostengo que si el hubiera tenido buena salud y una vida normal y mundana no habría podido desarrollar tanto esas otras habilidades cerebrales y extra sensoriales que tenia, por muy inteligente que fuera. Las limitaciones, especialmente las físicas y si eres muy inteligente, te obligan a abrir otros campos menos asequibles, pero mas reveladores y entendibles para la mente abierta a todas las posibilidades.

    Definitivamente una vida con propósito bien definido y decidido a salvar todos los obstáculos.

    Mas que todo su legado científico, el legado de su fuerte personalidad y su poder de decision, seguro de si y de lo que hace y necesita hacer, poner y quitar, es lo que mas he admirado en el, como queriéndonos decir:. "Si incluso Dios te entorpece, quitalo del medio y ábrete camino, si como se dice todo vino de Dios, entonces el camino te llevara de vuelta a el". eso es lo que leo en sus declaraciones sobre sus creencias religiosas, y podemos observar que al final del camino fue haciéndonos ver no su creencia religiosa en un Dios, sino mas bien su creencia en que somos ese Dios, tenemos su poder, y todo se relaciona con ese poder.

    Un NAMASTE muy merecido para S. Hawking un gran Ser, y unas felicitaciones para ti por esta entrada.

    Fue un grato leerte Kirkle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Harolina.
      Compruebo con satisfacción que tú también admiras a este maravilloso científico. Fue valiente en todos los aspectos, a la hora de afrontar su enfermedad y a la hora de hacer aseveraciones que podían traerle muchos problemas, como eso de si Dios te entorpece, quítalo y puede que vuelvas a él. Tenía una mente maravillosa que le hacía ver las cosas con mucha claridad.
      Puede que la película sobre su vida te resultara algo decepcionante porque se basa principalmente, como tú misma apuntas, sobre su vida personal y casi nada sobre sus logros científicos. De todas formas, trasladar al gran público su trabajo podría ser muy complicado y poco comercial. A mí me pasó algo parecido con la película "Ágora" sobre otra gran científica, Hipatia de Alejandría, a mi modo de ver no se mostró bien lo que ese personaje supuso para la ciencia.
      Ocho de enero, buena fecha para nacer. Por cierto, ¿sabes que Isabel Allende empieza todas sus novelas un ocho de enero? Parece ser que en ese día inició La casa de los espíritus y desde entonces tiene esa fecha como un talismán.
      Un beso muy grande, y gracias por tu aportación.

      Eliminar
    2. Gracias Kirkle por tu gentileza al contestar.

      No sabia sobre Isabel Allende y esa fecha, en verdad no he leido sus libros, la verdad que nunca me ha llamado la atencion leerla, a pesar de tener libros de ella en la casa.

      Otro beso y lindo fin de semana

      Eliminar
  16. Su fortaleza moral fue de la mano a su valía como investigador,...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Norte.
      Has sintetizado muy bien lo que supuso este gran científico. Con esta publicación solo he pretendido un modesto homenaje a alguien excepcional en todos los sentidos.
      Un abrazo fuerte.

      Eliminar

Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores