4 de abril de 2018

"Crónica de una muerte anunciada"-Gabriel García Márquez


Después de varias lecturas frustrantes y desilusionantes he decidido apostar sobre seguro y releer a todo un clásico que nunca me ha decepcionado: Gabriel García Márquez. Y lo he hecho con una de las mejores novelas no solo del escritor colombiano sino, me atrevería a decir, de la literatura universal.

A estas alturas creo que todo el mundo sabe de qué va la novela o incluso se la ha leído –para los que no lo hayan hecho les digo lo mismo que cuando me refería a ‘Cien años de soledad’, no sé a qué están esperando.

En esta novela García Márquez inventa más bien poco porque los hechos que narra están basados en el crimen de Cayetano Gentile Chimento, un amigo suyo que fue asesinado al ser acusado de quitarle la virginidad a una mujer cuyo esposo en la noche de bodas descubre que ha sido engañado. Los hermanos de la novia se ven obligados a limpiar el honor de la familia. Partiendo de este hecho, y como el periodista que fue en su día, García Márquez escribe una maravillosa historia de investigación periodística.




La novela narra en forma de crónica los hechos que rodean la muerte de Santiago Nasar en la madrugada siguiente al matrimonio fallido entre Bayardo San Román y Ángela Vicario. A través de los testimonios de diferentes personajes que fueron testigos de los sucesos previos al asesinato, el narrador –amigo de Santiago intenta hacer una composición global de todos los hechos y se pregunta si se podría haber evitado.

Para quien no haya leído la novela, o ni siquiera sepa de qué va, avisaré que no hago ningún tipo de destripe –spoiler le llaman, pero odio esa palabreja. De hecho, la novela empieza así:

“El día en que lo iban a matar, Santiago Nasar se levantó a las cinco y media de la mañana para esperar el buque en que llegaba el obispo.”

En todo el texto se recalca el hecho indiscutible de que han matado a Santiago Nasar. Uno puede preguntarse a qué se debe que una novela empiece desvelando el final, también se lo preguntó el escritor Santiago Gamboa y en una conversación que mantuvo con García Márquez, éste le contestó: “Decidí poner el final en la frase inicial del libro. De este modo la gente descansa de la intriga y puede dedicarse a leer con calma qué fue lo que pasó”

Efectivamente, el lector ya sabe cómo va a acabar el pobre de Santiago Nasar, pero lo que no sabe es por qué lo asesinan. Y es lo que, poco a poco, se va desvelando en esta maravilla de novela.

Toda una galería de personajes va desfilando, cada uno con su historia y sus motivaciones. Plácida Linero, la madre de Santiago y que tiene un sueño premonitorio; Victoria Guzmán, la cocinera de la familia; Clotilde Armenta, la dueña de un negocio en la plaza donde fue asaltado Santiago; Flora Miguel, la prometida de la víctima; Lázaro Aponte, el alcalde; Bayardo San Román, el esposo ultrajado. Por esos testimonios que se desgranan, y que cuentan lo que hicieron la víctima y los verdugos antes del asesinato, el lector averigua qué causas están detrás de la tragedia. También conocemos cómo son los hermanos Vicario, los asesinos.

“Eran de catadura espesa, pero de buena índole”

Los hermanos Vicario no quieren asesinar a su amigo, pero el honor está por encima de todo y el ultraje a su hermana no se puede pasar por alto. Ellos también son víctimas de una educación y una sociedad que les hace responsables de cosas en las que realmente no creen. En la familia Vicario “habían educado a las hijas para casarse y a los hijos los criaron para ser hombres”.

No obstante,  en un vano intento de evitar lo inevitable, los hermanos hacen todo lo posible para que el homicidio se malogre. Pero el destino, la mala suerte, o lo que sea que gobierna la vida de los mortales, abocan a un desenlace trágico.

Porque en toda la novela se respira ese sino ineludible, todo el mundo sabe que van a matar a Santiago, todos menos la propia víctima.

“Parecía un fantasma, todo vestido de blanco”

Pero todos, en el fondo, no creen que algo así pueda ocurrir y unos por suponer que el propio Santiago también lo sabe, otros por dejadez, ninguno hace nada y este acaba siendo asesinado.

La genialidad de esta novela estriba en que aún sabiendo el final el lector llega a las últimas páginas queriendo saber qué pasa, algo absurdo si se tiene en cuenta que el autor ya nos lo avanza en las primeras líneas de la historia. Es tal la pericia en la forma de narrar esta muerte anunciada que me impliqué como un personaje más, de manera que yo, al igual que la mayoría de los vecinos y amigos de Santiago Nasar, creí que al final no le pasaría nada y conseguiría salvarse. Está claro que solo un maestro de las palabras como es García Márquez puede conseguir algo así.

“Tropezó en el último escalón, pero se incorporó de inmediato. Hasta tuvo el cuidado de sacudir con la mano la tierra que le quedó en las tripas.
Después entró en su casa por la puerta trasera, que estaba abierta desde las seis, y se derrumbó de bruces en la cocina.”







33 comentarios:

  1. El escritor colombiano y Premio Nobel de Literatura, lo recuerdo en mis primeras lecturas. No me desilusionó al contrario: me he leído creo que todas sus novelas.
    En un taller literario en 2003, uno de los ejercicios era continuar un cuento corto de Gabo.
    Me queda por leer su biografía, escrita por él.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Lola.
      Tengo en la parrilla de salida unas cuantas novelas de García Márquez para releer, disfruto mucho con su narrativa y ya estoy algo cansada de tanta novedad insulsa.
      Yo tampoco he leído su autobiografía.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Se titula "Vivir para contarla", unas 500 pags

      Eliminar
  2. Hola, Paloma:
    Está claro que los clásicos nunca defraudan. Fíjate que hasta tú, a pesar de ya haberla leído tiempo atrás, te de nuevo implicaste tanto en la historia que llegaste a pensar que Santiago Nasar se podría librar de la muerte anunciada desde la primera línea de la novela.
    Como bien dices GGM es un valor seguro. Estoy contigo en que hay que volver a los clásicos porque mucho de lo actualísimo es flor de un día y muchas veces desilusionante y malo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Juan Carlos.
      Se podría decir que en esta segunda lectura he vuelto a picar en cuanto que esperaba que Santiago Nasar se salvara. Desde luego sentí la misma tristeza de la primera lectura al comprobar que moría.
      Tengo en mente releer algunos clásicos (Cela, Torrente Ballester e incluso Valle Inclán) porque la amplia oferta de novedades que ahora mismo se nos ofrece esconde mucha morralla y acertar es cada vez más difícil. Está bien innovar y conocer nuevos autores pero los clásicos siempre estarán ahí.
      Un beso grande y gracias por tu siempre bienvenida visita.

      Eliminar
    2. Dear Kirke Busapin
      .me gusta como escribes y reseñas lo que te gusta.

      Bendito seas ya que no es una cosa fácil de hacer
      Creo que vos sos un gran escritor
      y deberias ir mas allá de lo que haces....
      Un brindis por vos y tu blog
      gracias

      Eliminar
    3. Hola, Recomenzar.
      Gracias por las palabras que me dedicas, encantada de que te guste el blog, brindo contigo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Lo he leído tres veces. La última para la tertulia del instituto y le sacamos mucho jugo. En realidad, nadie lo quería matar, pero es como una tragedia griega: el destino manda y los hermanos Vicario y Santiago tenían una cita con él.
    Empecé uno de mis meses literarios con este comienzo. Creo que es insuperable. García Márquez era maestro en comienzos y finales (y en intermedios, la verdad).
    Precioso el vídeo. Allí te he dejado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Rosa.
      García Márquez es único para marcar una lectura con unos principios que enganchan desde la primera frase. Y para rematar termina sus novelas de igual manera impactante. Creo que ahí radica la genialidad de los grandes maestros.
      Supongo que leeré esta novela alguna vez más y supongo que me impactará igualmente porque otra genialidad de los maestros de la literatura es que sus obras son imperecederas y siempre estarán ahí para mostrar su calidad.
      Un besote, guapa.

      Eliminar
  4. Coincido contigo. Lo he leído varias veces y nunca desilusiona. Muy bueno. A veces una necesita ir a los clásicos para reconciliarse con la literatura. Un beso, Paloma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ángeles.
      Ese retornar, de vez en cuando, a los clásicos a mí me recoloca bastante, sobre todo cuando me saturo de tanta novedad con una calidad mediocre. Es como si así recordara que se puede escribir muy bien.
      Un besote.

      Eliminar
  5. Desde luego estoy de acuerdo contigo que volverse a encontrar con los Clásicos de siempre, es siempre una apuesta segura, y GGM siempre lo es.
    Yo cuando lo leí también albergaba la vana esperanza de que no le pasará nada pero me equivoque, en fin.
    Un besote Paloma y si habrá de vez en cuando volver a clásicos porque para lo que hay que leer no hay mucho bueno no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Tere.
      Creo que a todos los que hemos leído esta novela nos ha pasado lo mismo, a pesar de las advertencias de que van a matar a Santiago, de que lo han matado, pensamos que al final se va a solucionar y se salvará. Es admirable cómo un escritor puede jugar así con el lector, eso solo lo hacen los grandes.
      Un besote.

      Eliminar
  6. Hola Paloma, pues yo voy a empezar por el final también ja,ja,ja, y es que el vídeo, la música y las imágenes con los textos me han encantado y suponen un postre perfecto para una gran reseña que no podía faltar en tu espacio literario.
    Cien años de soledad quizás sea uno de mis libros preferidos, sino el que más, es por ello que con Crónica de una muerte anunciada, tengo una asignatura pendiente pues no he tenido oportunidad de leerlo aún. Y es que además, lo que señalas con ese auto spoiler -hay que inventar otra palabreja ;-)-, del maestro Márquez y que consiga mantener o incluso aumentar el interés es una genialidad que marca una carrera como escritor.
    Un gran abrazo y gracias por tan buen trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Miguel.
      Esta novela no te defraudará (no conozco a nadie que la haya leído y me haya dicho que no le gustó) y es más ligera que Cien años de soledad, aunque eso no quiere decir que tenga menos calidad, en absoluto.
      Cuando leo suelo apuntar en una libreta las frases que me llaman la atención y estas luego me sirven para esos vídeos. Con esta novela tuve mucho material por lo que hacer el vídeo fue relativamente fácil, además disfruto mucho buscando una música que le venga bien (según mis gustos, claro).
      Me alegra mucho saber que te gustó esta película artesanal.
      Un beso.

      Eliminar
  7. Maravilloso es este libro y los que he leído de este autor Gabriel García Marquez. A veces es bueno leer un libro de los clásicos para coger impulso. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mamen.
      Crónica de una muerte anunciada es de esos clásicos que se vuelven a leer tarde o temprano, la impresión es tan grande que es inevitable volver a reencontrarse con sus personajes una vez más.
      Un beso.

      Eliminar
  8. Gabo jamás defrauda, jamás.
    Me ha gustado la reseña y me apetece tanto releerlo, pero tengo tanto por leer...vivo en una incertidumbre.
    Besos y maravillosa reseña, y el vídeo también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Gemma.
      Busca un hueco en tus lecturas y relee esta novela, ya verás como disfrutas tanto o más que la primera vez.
      Es cierto que con tantas novedades da un poco de pereza releer, yo tuve aparcada esta costumbre varios años pero ahora la he vuelto a retomar y no me arrepiento nada. Es bueno reencontrarse con los buenos amigos.
      Un besote, guapa.

      Eliminar
  9. A veces tenemos que recurrir a relecturas porque no acabamos de encontrar algo que nos llene.
    A mí Crónica de una muerte anunciada me gustó muchísimo, y me sorprendió la originalidad de la narración. Lo de empezar la frase la novela desvelando el asesinato no lo había visto hasta entonces. Para ser García Márquez no me pareció que tuviera una lectura demasiado densa, Cien años de soledad me lo pareció mucho más. Para mí, este escritor es uno de los más grandes de la historia.
    Muy buena reseña, guapa! Un besoteee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, María.
      Con ese inicio desvelando el final, García Márquez creó una nueva manera de escribir. Hace unos meses leí una novela que me gustó mucho y que empleó la misma técnica, aunque no tenía la calidad de don Gabriel, he de reconocer que estaba muy bien escrita y tuvo un efecto parecido al de esta crónica, que uno piensa si después de todo el final puede ser otro (la novela era "El ladrón de vírgenes").
      Muchas gracias, guapa por tu comentario y tu visita.
      Un beso.

      Eliminar
  10. La leí en pleno descubrimiento de lo que era leer de verdad, y no lo que nos hacían en el colegio. Esta fue mi primer García Márquez, y lo que son las cosas la novela de la que guardo mejor recuerdo. Aunque su obra cumbre sea Cien años de soledad, esta Crónica de una muerte anunciada es la que de verdad volvería a releer. Tantos libros y tantas lecturas te hacen no volver a pisar terreno ya pisado. Pero sin duda leer obras tan redondas como esta, aunque sea de manera ocasional te hace descubrir cosas nuevas. Es lo que tienen las grandes de verdad. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, David.
      Leí por primera vez "Cien años de soledad" en el instituto por obligación, y tengo que confesar que no me gustó, me desbordó tanta historia y tan elaborada. Ese fue mi primer contacto con Gabriel García Márquez y me sentí desilusionada. Años después la volví a leer y entonces sí que sí.
      Creo que si hubiera empezado por Crónicas de una muerte anunciada el resultado hubiera sido muy distinto. Es una novela impresionante y mucho más accesible que Cien años de soledad. Mi hija leyó primero esta crónica y se enamoró de Gabo (pero aún no se atreve con Cien años de soledad).
      Un beso.

      Eliminar
  11. Pues debo reconocer que soy uno de los que no han leído esta obra, aun conociendo sobradamente su existencia. Solo conocía la famosa frase con la que se inicia, un ejemplo, según mi profesora de escritura creativa, de lo que debe ser un bien comienzo de una novela, con una frase de capta de inmediato la atención del lector.
    Esta es, pues, una de mis asignaturas pendientes.
    Un abrazo.
    P.D.- Me parece recordar que no hace poco dijiste que no se te daban muy bien los montajes gráficos. Pues menudo vídeo que nos has regalado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Josep Mª.
      Como hemos comentado Rosa y yo, los inicios de las novelas de García Márquez son impactantes (al igual que sus finales). Es cierto que un buen comienzo puede ser el detonante para que el lector quede enganchado desde el minuto cero. Don Gabriel engancha con sus inicios y con todo lo que viene después, las cosas como son.
      Cuando leo apunto frases que me llaman la atención, con García Márquez tengo un filón, porque cada dos párrafos hay alguna joya, así que montar el vídeo fue relativamente fácil.
      Mis problemas con los montajes gráficos radican en que me cuesta mucho entender los programas que los hacen. Para montar las imágenes con el texto utilicé el PowerPoint, porque esta herramienta ya la domino después de muchos años preparando clases, trabajos y charlas (la película en sí la hice con Windows Movie Maker que es muy sencillito).
      Anímate a leer este clásico, es muy corto y más ligero que Cien años de soledad.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Hola, Kirke ¡¡¡cuantísimo tiempo!! Aquí me tienes intentando recuperar mis blogs favoritos y seguir con el mío. Veo que eres fan de García Márquez (mi hermana también, le apasiona). He de confesar (no me odies, porfa) que a mi no me gustan demasiado las novelas que he leído de este autor... excepto "Crónica de una muerte anunciada", que me fascinó. La encontré ágil, ligera y vibrante, no podía soltarla y me resultó adictiva hasta la última página. Y creo que G. Márquez fue muy listo empezando la novela con esa primera frase, nos quitó mucho estrés y nos dejó disfrutar de su estilo.
    Me ha encantado tu post. Un beso enorme, nos leemos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Chari, qué alegría!¡Cuánto tiempo!
      La primera vez que leí Cien años de soledad no me gustó, luego lo volví a intentar varios años después y me fascinó. García Márquez tiene algunas obras realmente "espesas", yo no pude con "El otoño del patriarca". "Crónica de una muerte anunciada" creo que es especial, y dentro de unos márgenes se sale un poco de la forma habitual de escribir de este autor, aquí no se nota tanto ese realismo mágico que tan manifiesto es "Cien años de soledad", por ejemplo.
      Encantada de leerte de nuevo, me pasaré por tu blog. Bienvenida, guapa.
      Un beso muy grande.

      Eliminar
  13. Creo sinceramente que Márquez es de los pocos escritores hispano americanos que no defraudan. escribe poniendo corazón en las letras y eso se nota.
    esta me la leí hace muchos años y recuerdo, que me dejó ese regusto amargo de café y angustia de saber el desenlace fatal del personaje.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Francisco.
      Si volvieras a releer esta novela seguro que sentirías otra vez esa pena por el destino de Santiago Nasar, al menos eso me pasó a mí.
      Solo un maestro como García Márquez puede conseguir algo así.
      Un beso.

      Eliminar
  14. Me gustó tanto este libro que no me costó nada recordar el argumento apenas vi la publicación en facebook. Sin embargo vine a leer tus impresiones y ahora me voy con la memte fresca de los nombres folcóricos de los personajes, un detalle siempre presente en las novelas del Gabo.

    No se si ya leíste la Cándida Eréndira y La Hojarasca, pero te las recomiendo, mas cortas sí pero encierran sus sorpesas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Leslie.
      Es cierto que los nombres de los personajes de García Márquez son muy sonoros y quedan grabados en la mente. A este respecto me pasa una cosa muy curiosa, cada vez que la palabra "coronel" sale a relucir en una conversación o en una lectura, a mí me viene a la mente "Aureliano Buendía", es el coronel por excelencia y un nombre inolvidable.
      Los libros que citas están en la lista de pendientes, y como tengo la idea de dedicar más lecturas a este escritor, es posible que me ponga con ellos en breve. Gracias por recordármelos.
      Un besote y una alegría leerte por aquí.

      Eliminar
  15. El hecho de que leyera este libro hace tantísimos años y aún lo recuerde, teniendo en cuenta mi mala memoria para estos menesteres, ya dice mucho acerca de lo que me gustó y me impresionó. Yo también creí la mayor parte del tiempo que Santiago se salvaría, que al final el asesinato no llegaría a tener lugar. Y ni te cuento con qué intriga leí el final, aún sabiendo cuál sería.

    Un pedazo de novela con todas las letras, estoy de cuerdo contigo, Paloma. Muchas gracias por esta reseña tuya, la he disfrutado mucho. Igual yo también me animo a releerla :))

    ¡Un beso grande y buen finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Julia.
      A tenor de la mayoría de los comentarios, está claro que esta novela despertó sentimientos muy parecidos en todos aquellos que la leyeron.
      Como bien comentas, que se recuerde su argumento después de muchos años de haberla leído implica que dejó una huella profunda. Eso solo lo consiguen los buenos escritores, y García Márquez está entre los mejores.
      Si te animas a releerla volverás a tener sensaciones muy parecidas, ya lo verás.
      Un beso muy grande y feliz domingo.

      Eliminar

Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores