4 de febrero de 2018

"Los demonios exteriores"-David Rubio

De niño pensaba que, cuando más los necesitáramos, los extraterrestres nos encontrarían y harían desaparecer las cosas malas del mundo

Hoy me encuentro en una encrucijada con esta reseña, por dos motivos. Porque tengo que hablar de un libro con una temática que de entrada no me resulta muy atractiva y porque está escrito por un amigo; un amigo virtual, pero amigo al fin y al cabo.

Siempre he presumido de ser muy sincera cuando vierto mi opinión sobre lo que leo y en esta ocasión, mal que me pese, tengo que ser fiel a mi forma de ser.

Quienes por aquí pasáis sabéis que muchas veces suelo ir contracorriente en cuanto a percepciones de un libro. Cuando en muchos foros se dice una cosa a cuenta de una novela, a veces,  yo opino lo contrario. Me temo que en esta ocasión ha vuelto a ocurrir.

He leído reseñas y comentarios sobre “Los demonios exteriores”, todos son unánimes y yo no estoy de acuerdo con ellos. Lo siento.

Todos coinciden en definir esta obra como un libro de relatos cortos de ciencia-ficción. No es verdad. El libro de David Rubio es una novela en toda regla y catalogarlo como de ciencia-ficción me parece una clasificación demasiado ligera. Es mucho más.

Considero que el libro es una novela porque las diferentes historias que lo conforman, en principio independientes, tienen un hilo conductor a través del tiempo. El primer relato –capítulo diría yo– tiene lugar una semana después de que el hombre pisara la Luna y el penúltimo en el año 2136, conociendo, poco a poco, cómo el contacto con seres de otros planetas influye en la vida terrestre. Estos relatos acaban formando una historia completa muy bien estructurada y con un final… Bueno, el final es de lo mejor que he leído en literatura de ciencia-ficción. Un final que solo viene a corroborar lo que se va viendo a través de todo el libro: el autor hace gala de una imaginación increíble. 

Tampoco estoy de acuerdo con incluir esta novela en el género de ciencia ficción. Sí, la acción se desarrolla en un tiempo futuro –excepto el primer relato– pero hay mucho más. Se reflexiona sobre temas que no son futuristas, todo lo contrario, son temas que siempre han estado ahí, en la idiosincrasia del ser humano: la inmortalidad (Transferencia), el racismo y/o la xenofobia (El caso del hombre desmontado), y muchas más cosas. Podría poner más ejemplos pero no quiero extenderme; el que quiera más detalles que se lea el libro.


Otra cosa con la que no estoy de acuerdo respecto a otras opiniones es sobre el estilo narrativo de David. Por ahí se dice que escribe bien, incluso que muy bien. No es verdad. Escribe muy, muy, muy bien. Ya quisieran otros autores ya consagrados (e incluso galardonados) tener la narrativa fluida y más que correcta de David Rubio. He leído mucho y creo, a estas alturas, reconocer a un buen escritor; David lo es.

En todo momento me situé en el escenario que se describía; veía y oía a los personajes. Y eso que algunos eran difíciles de ver pues pertenecen a galaxias lejanas y tienen una morfología muy peculiar. Por eso me pareció mucho más meritoria la credibilidad de las situaciones. Representar, por ejemplo, una escena donde una familia come alrededor de una mesa puede resultar relativamente fácil, pero cuando uno de los comensales tiene varios brazos o necesita estar en un medio líquido para vivir, la cosa es mucho más complicada. David Rubio lo hace fácil y uno asume la existencia de zorquianos, xenitas, gliesianos, sirianos o centurianos como si fuera lo más habitual del mundo. Al menos del mundo que recrea David.


Pero además de una recreación exquisita, llena de matices y guiños –hay un salón de actos que se llama Arthur C. Clarke, o un programa radiofónico que se llama La quinta dimensión y que a mí me hizo recordar al mítico “Milenio 3”– también hay un mensaje implícito en todo lo que cuenta. Por muchas cosas nuevas que nos depare el futuro, el ser humano es como es y eso lo lleva a comportarse de una manera concreta: recelar del que es diferente, venga de un país lejano en la Edad Media o de otra galaxia en el futuro; ser un conquistador de inexploradas tierras en el Nuevo Mundo en el siglo XV o ser un conquistador de nuevos planetas en el espacio en el siglo XXII. 

“Su especie (la humana) parece desconfiar de aquello que no puede destruir”

El lenguaje técnico, supongo inventado en la mayoría de las ocasiones, es digno de una película de Star Trek y cuando recurre a datos científicos se nota una buena documentación –utilizar como lenguaje universal el peso atómico de los elementos me pareció fantástico y de una lógica aplastante–. Además, al final de algunas de las historias se dan giros inesperados que demuestran, una vez más, la imaginación del escritor.

Y por si todo esto no fuera suficiente, está el final de la novela. Ya aludí a él en el inicio de la reseña. Antes me gustaría aclarar que uno de los motivos por los que no me gustan las historias futuristas es porque los finales me dejan con la sensación de que ha habido mucho ruido y pocas nueces.  No es el caso de “Los demonios exteriores”, tiene un final sorprendente, muy filosófico y que da que pensar al lector, algo que siempre viene bien.

“Solo rebuscaban en nuestras miserias y miedos para ofrecernos sus tentadoras promesas, como los demonios que ansían nuestras almas”

Por cierto, y por si no ha quedado claro: el libro me encantó. Si todas las novelas de ciencia-ficción fueran como esta yo me haría una seguidora incondicional de ese género. Pero no me hago ilusiones, de momento me tendré que conformar con seguir a David Rubio en sus siguientes publicaciones; leerlo es apostar sobre seguro.

Las ilustraciones son obra del propio autor.

NOTA: David, si lees esto te pido disculpas por si el inicio de esta reseña te ha inducido a error sobre mi percepción del libro. Mi alias ‘Kirke’ no es gratuito: soy una bruja.



29 comentarios:

  1. No puedo estar más de acuerdo contigo y si lees mi reseña te darás cuenta. Una novela en toda regla, con un final apoteósico, con un transcurrir inquietante y escrito, como dices, con una fluidez, una capacidad de descripción y un lenguaje que te atrapa y te mete en la historia de cabeza y hasta el final.
    Empecé leyendo un relato un día y otro dos o tres días después y cuando iba por la mitad del libro, me di cuenta de toda su dimensión, entonces empecé a leerlo desde el principio y seguido, y una maravillosa novela tomó forma ante mis ojos. David nos ha de dar muchas alegrías literarias. Yo espero su siguiente novela con verdadera impaciencia. Espero que no se demore demasiado.
    Fantástica reseña, Kirke bruja.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando leo un libro de relatos suelo intercalarlo con otro tipo de lectura, de manera que no los leo seguidos. Precisamente cuando leí tu reseña me di cuenta que en este caso no debía hacer lo mismo. Y es que no son relatos sueltos, aunque puedan tener cierta independencia unos de otros, porque al final es una historia con su principio y su final (¡¡y qué final!!)
      Un besote, amiga.

      Eliminar
  2. Estoy de acuerdo Paloma, no son solo relatos cortos es una NOVELA. Así la sientes mientras te aventuras por esos mundos y esa imaginación prodigiosa de David. A mi la ciencia ficción, a priori no es un género de los que más me llaman la atención pero te olvidas de que son seres de otros mundos, los protagonistas de David hablan de temas muy cercanos y mientras lees los vas viendo.
    David crea un mundo, el lenguaje, los personajes, las situaciones...todo es tan real que los acabas viendo. Y sí también estoy de acuerdo que tenemos delante a un grandísimo escritor que dará qué hablar.
    Muy buena reseña guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que hay que añadir a los méritos de David el conseguir que quienes no somos aficionados al género de la ciencia-ficción nos haya gustado este libro. Puede que porque no es una novela "exclusivamente" de ciencia-ficción, es mucho más y en ese "más" radica la genialidad del libro.
      El que se visualicen perfectamente las escenas que describe es el mejor indicativo de que se está escribiendo bien. Es la prueba del algodón.
      Un besote grande, Conxita.

      Eliminar
  3. Debo reconocer que al principio me diste un sobresalto con tu (aparente) negación de la calidad de este libro (uno de los pocos que he leído de entre tu prolífica lista de reseñas literarias), cosa a la que no podía dar crédito, y no solo por la, digamos, dura crítica, sino porque no podía estar más en desacuerdo contigo, algo realmente extraño.
    Una vez salvado el susto, lo que ha seguido me ha parecido una gran y justa apreciación.
    Siempre he dicho, y lo seguiré afirmando, que tengo muy poca habilidad para la realización de críticas, tanto literarias como cinematográficas. En este aspecto soy una nulidad, de una sosería inimaginable en alguien a quien le gusta escribir. En fin, zapatero a tus zapatos.
    Quiero decir con ello que mis alabanzas sobre esta obra de David Rubio (que he hecho cuando he tenido ocasión de comentarlo) se quedaron muy, pero que muy cortas, por esa falta de aptitud.
    Coincido plenamente en todas tus apreciaciones y creo que David es un gran escritor, del que todos (o casi todos, no vaya a ofenderse alguien) tenemos mucho que aprender.
    "Los demonios exteriores" me pareció una magnífica obra de lo-que-sea, pues también me suele resultar difícil calificar el género cuando hay tanta profusión de géneros en una misma obra. Coincido también en algo muy triste e injusto: en que debería ser un autor muy reconocido y de la talla de cualquier escritor famoso, de esos superventas.
    Pero todo se andará, y si no tiempo al tiempo. De momento, nos podemos congratular de tenerlo ahí y poder disfrutar de su pluma, bien en las entradas de su blog, bien en sus novelas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de empezar así la reseña ha sido una broma que le he querido gastar a David. Como, a veces, soy un poco borde con las reseñas quise jugar al despiste.
      Siempre que leo obras de autores noveles, que se buscan las mañas para poder publicar, que se lo curran desde el inicio al final y que el resultado es una novela estupenda, como este caso, no puedo evitar pensar en cuántos bodrios se publican en editoriales de prestigio y encima son súper ventas. Me da una rabia...
      Pero la vida literaria, como la vida en general, es muy injusta.
      Yo me conformo con poder encontrar joyas como la novela que aquí tratamos y disfrutar mucho con su lectura.
      Un abrazo, Josep Mª.

      Eliminar
  4. Después de tú magnifica reseña del libro del amigo David, habrá que hacerse con ella y leerla, porque no es para menos y ya estoy tardando mucho, de modo que me haré con ella y me pondré manos a la obra, veré como he de hacerlo para conseguirla.
    Besos y buen domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes adquirir el libro en Amazon, Tere. Te pongo el enlace.

      https://www.amazon.es/demonios-exteriores-DAVID-RUBIO-S%C3%81NCHEZ-ebook/dp/B01FV2END6

      Espero que cuando lo leas disfrutes tanto como los que ya lo hemos hecho.
      Un besote.

      Eliminar
    2. Mil gracias Paloma un besote y buen sábado

      Eliminar
  5. Hola Paloma, me asuste un poco al principio de tu escrito, ja,ja,ja. Pero lo has hilado de una manera maravillosa y muy, muy especial. Con todos los respetos para los demás autores de las reseñas de David, en mí opinión esta es la mejor. Y digo que es la mejor, por lo mismo que tu dices del libro de David. Este texto es algo más que una reseña, es un gran análisis de lo que David quiso hacer con sus textos y darles un nexo de unidad narrativa a través de en este caso, de la ciencia-ficción. Sino lo has hecho, tampoco te olvides leer, Crónicas Marcianas de Ray Bradbury, que contienen estupendas segundas relecturas con la ciencia ficción como escenario. Leí el libro de David hace ya algún tiempo, así que de tu mano lo voy a volver a hacer con mucho gusto. Desde luego en mi opinión David es un escritor de una inmensa altura y lo va a volver a demostrar en sus proximos libros. Disfrutaré cada vez que reseñes uno nuevo de él. Besos y buen domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis reseñas no suelen seguir un patrón "tradicional", más que reseñas son reflexiones sobre las impresiones que me ha causado un libro, qué me ha hecho pensar. No soy una experta para analizar técnicamente un libro, así que me baso en mi opinión de lectora.
      Esto se traduce en que puedo salir por peteneras cuando reseño, y eso no gusta a muchos. Me alegro de que tú no estés en ese grupo.
      No he leído Crónicas Marcianas, pero si me lo recomiendas lo leeré.
      Puede que yo también me anime a releer más adelante Los demonios exteriores, sobre todo ese final tan lleno de filosofía, casi, casi, teología diría yo. Aún estoy impactada.
      Un beso, Miguel, gracias por tus palabras siempre estimulantes.

      Eliminar
  6. Pues menudo susto que se va a llevar David cuando lea esto, porque el principio es para echarse a temblar, veo que eres amiga de bromas un poquitín crueles, Paloma jaja. Todavía no he leído el libro de David, lo tengo pendiente, pero los extractos que he leído me parecen muy buenos, y las críticas que he leído lo alaban también, así que me extrañó esa entrada. En la literatura en general, pero en la Ciencia Ficción en particular, se debe huir de lugares comunes e historias ya contadas y es muy fácil caer en ellos. Quizás ese es el motivo por el que a alguna gente no le atrae este género, se tiende a caer en los mismos tópicos, batallitas espaciales, alienígenas de lo más variopinto, invasiones extraterrestres... Abordar el tema con originalidad es lo que marca la diferencia y parece que estamos ante ese caso. Bonito homenaje que haces a un compañero de letras, y es cierto, a veces en estos mundos virtuales se encuentran autores que superan a muchos ya consagrados. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, reconozco que el inicio de la reseña fue una broma (¿cruel? no quería llegar tan lejos, quizás me excedí). Espero que David sepa perdonarme, pero me gusta jugar al despiste.
      Has dado con la clave del porqué gusta esta novela a quienes no somos amantes del género de la ciencia-ficción: tiene algo más que se sale de la norma. Además, aunque el panorama no es muy alentador con tantos extraterrestres pululando por la Tierra, en ningún momento se siente el ambiente deprimente típico de las distopías (que suele acompañar invariablemente cuando se relatan historias futuristas) y eso es otro punto a favor de David, porque a mí las distopías además de no gustarme me ponen de los nervios.
      Espero que disfrutes tanto como yo cuando leas el libro de este escritor de tomo y lomo.
      Un abrazo, Jorge.

      Eliminar
  7. Me he asustado pensando que David escribe no sé cómo. Pero siguiendo leyendo la reseña has comentado su libro como una novela. Pues no lo sé , la compré y se la regalé a mi hijo, pero en cuanto tenga ocasión la leeré y así podré comprobar como es una novela de ciencia-ficción. He leído algún relato y cosas sueltas y no es un género que me gusta. Veo pocas películas de ciencia-ficción o extraterrestres, amén de la de ET que me gustó mucho. Así que con tu reseña me he quedado satisfecha y sabiendo cómo escribe David, es muy buen escritor, ¡ójala! se haga famosos con sus libros. Es un orgullo poder leer a este muchacho en su blog y tenerlo como amigo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los que ya sabemos cómo escribe David teníamos un dato que animaba a leer la novela. Además, algunos relatos estaban publicados en su blog, por lo menos el inicio, y eso ya era otra pista para saber que era un libro atractivo.
      Cuando leí la novela completa es cuando me di cuenta de que las expectativas no eran infundadas, no solo eso, es que era mucho mejor de lo que me podía imaginar.
      Ya le puedes pedir prestado el libro a tu hijo y leértelo, te va a gustar, ya lo verás.
      Un abrazo, Mamen.

      Eliminar
  8. Bueno, Paloma, me has hecho romper una autoimposición que me puse hace unos meses, como es la de no conectarme a las redes en fin de semana, a veces es difícil compaginar redes con escritura y a este paso mi próximo libro lo terminaré en el 2136, je, je, je... Como escribiente, todavía lo de escritor me parece algo que tengo que ganarme, no puedes imaginar la ilusión que hace cuando ese detalle que se incluye entre líneas es percibido por el lector. Así que esa referencia al peso atómico como una especie de comunicación binaria o que hayas percibido ese homenaje a Iker Jiménez (escribí los diálogos escuchándolos con su voz) o que hayas percibido esa evolución de la relación de humanos y extraterrestres desde el puro misterio a la cotidianidad y los problemas que estos acarrean.
    A veces pienso que la búsqueda de vida extraterrestre es en realidad la nueva búsqueda, más científica, de Dios. Como si encontrarlos automáticamente diera respuesta a las Grandes Preguntas.
    Celebro que te haya gustado el final. Entre nosotros, siempre he tenido dudas acerca del mismo.
    La verdad es que no lo había visto como novela, siempre comento que su estructura seguía la misma idea de CRÓNICAS MARCIANAS. Salvando, por supuesto la enorme distancia.
    Bueno, ¿qué más te puedo decir? ¡Ah! Tranquila por el inicio, aprecio tanto tu criterio que la crítica seguro que habría sido argumentada y, por tanto, hubiera aprendido de cara al futuro. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puse al inicio de la reseña un párrafo que me llamó la atención; algunos ven a los extraterrestres como salvadores, como la solución a todos los problemas, como dioses al fin y al cabo. Puse, al final, otro párrafo que me gustó mucho y que, para mí, está íntimamente relacionado con el primero; esos salvadores pueden ser demonios.
      David, todo el libro es una reflexión profunda sobre el ser humano, sobre sus deseos y sus sueños, y el final es la guinda del pastel. No sé cómo tuviste esa imaginación para pergeñar algo así, me quito el sombrero. Por cierto, si escuchabas de fondo a Íker Jiménez cuando escribías yo escuché en mi cabeza la banda sonora de '2001, una odisea del espacio' cuando leía el último relato (a la que tú aludes precisamente en tu última publicación del blog).
      Vuelvo a pedirte disculpas por ese inicio desconcertante, pero no pude resistirme a gastarte una pequeña broma (aunque Jorge dice que fue cruel, sniff).
      Un besote, escritor (nada de escribiente).

      Eliminar
  9. No puedo estar más de acuerdo contigo, Paloma: el libro de David es absolutamente genial. Yo tampoco soy una fan del género de ciencia ficción, pero con su obra me resultó asombrosamente fácil "meterme" en las historias y encontrarlas de lo más "normales". Eso, sin duda, es mérito suyo :)

    Por cierto que el principio de tu reseña me había dado que pensar que no te gustaba el trabajo de David. Me extrañaba, pero desde luego podría suceder. Bueno, en cualquier caso me alegro mucho de que no sea así.

    Un reseña estupenda, espero que mucha gente se anime a comprar el libro y leerlo :))

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El inicio fue una broma que quise gastarle a David, nada más.
      A mí tampoco me gusta la ciencia-ficción (veo por aquí que somos bastantes) pero es cierto que partía con el dato de saber cómo escribe David, así que en ese aspecto no dudaba de que iba a disfrutar, aunque estaba casi segura que el argumento no me encandilaría. Pero no fue así, y ahí estuvo la sorpresa.
      No solo me gustó la narrativa, que daba por seguro, sino también la historia por todo el mensaje que se encuentra detrás, esa fue la clave de que me gustara tanto y por lo que yo no calificaría la novela como de ciencia-ficción, o al menos "solo" de ciencia-ficción.
      Un beso muy grande, Julia.

      Eliminar
  10. Hola, Kirke. Tu muy buena reseña, me ha llevado a varias certezas -al principio me llevaste a la duda ;) - y eso exige que lo antes posible, me pueda hacer del libro de David. Por cierto que goza de mi admiración y la ansiedad de leerlo en este su libro, aumentó cuando te leí. Felicitaciones a ambos, por hacer muy bien su tarea. Gracias y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro que no creo defraude a nadie, primero porque está bien escrito y eso ya es un punto a favor para que guste, independientemente de la temática. Además, como comento en la reseña, hay mucho mensaje detrás de esa ciencia-ficción, y a mí es lo que más me ha gustado.
      El inicio desconcertante fue una pequeña broma que quise gastarle a David.
      Un abrazo, Vivian.

      Eliminar
  11. ¡Hola Paloma! Al principio pensaba que no te había gustado jajaja Yo no lo he leído todavía, pero lo tengo en casa en la estantería para leerlo. David es un buenísimo escritor, así que no creo que tarde en ponerme con él.
    A mí sí me gusta el género, así que creo que la novela, o el libro de relatos, me va a gustar mucho :)
    ¡Una genial reseña!
    Un besito guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si a los que no nos hace tilín la ciencia-ficción nos gustó, a ti que sí te gusta creo que ya está asegurado el éxito de su lectura.
      Eso sí, lee el libro de tirón y verás la unión entre relatos para comprobar que es una historia muy bien hilvanada.
      Un beso grande, María.

      Eliminar
  12. ¡¡¡¡Hola!!!!
    Jajaja, me encanta el enfoque, parece que vas a hacer una reseña dura y crítica y luego es una maravilla.
    Totalmente de acuerdo, yo en mi reseña lo incluí como ciencia ficción porque así lo definen, pero para mí no lo es, de hecho pensé incluso en las Leyendas de Bécquer. Es una obra estupenda que seguramente releeré.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A estas alturas puede que alguien piense que como a David le conozco y tengo una relación bloguera cómo no voy a poner bien su libro. Quienes me conocen saben que no me caso con nadie, y si el libro no me hubiera gustado lo habría dicho, o quizás no habría escrito la reseña (ya me ha pasado con un conocido mío, que escribió un libro infumable y no publiqué la reseña para no hacerle daño pero sí se lo hice saber por privado).
      Lo de empezar la reseña así... una broma y ganas de jugar al despiste, ja, ja, ja.
      Un besote, guapísima.
      P.D. Tengo en la lista de pendientes el tuyo. No te libras ;)

      Eliminar
  13. Qué buena reseña Paloma, brujilla, no he leído la obra de David, ya la tengo en cuenta. Coincido que leer ciencia ficción no es lo mío, demasiadas cosas inventadas creo (aunque acabo de disfrutar todas lo capítulos de La Guerra de las Galaxias en orden cronológico) pero está claro que estos demonios tienen mucho de terrenal. Muy buenas todos los aspectos que has destacado de la obra y esas frases. También, hay que decirlo, hay un toque cariñoso hacia un compañero que, como yo, estamos descubriendo que es una gran persona. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro de David me gustó tanto porque añadió elementos que no están directamente relacionados con la ciencia-ficción. Ahí radica su excelencia, el salirse de los clichés y dar un enfoque distinto al género.
      No niego que el cariño que le tengo (es un excelente bloguero, siempre atento con todo el mundo) haya podido influir a la hora de escribir la reseña, pero te aseguro que si el libro no me hubiera gustado no la habría escrito.
      Un besote, Eme.

      Eliminar
  14. Pues yo te he de decir, Paloma, que a mí no me has "engañado". Tenía la completa seguridad de que "nada iba a ser como parecía", y es que la amistad es un grado ;-)

    Sabes (por esto mismo también) que no me gusta nada (pero nada nada) la ciencia ficción; a pesar de ello, entre que dices que no es ciencia ficción (al menos, solamente), que es una novela, que el final "puntos suspensivos" y que soy una fan de la manera de escribir de David porque comparto que es un gran escritor, pues veré de hacerme con ella y la leeré, por supuesto.

    Te ha quedado genial la reseña, compi. Lo que me extraña es que se me pasara la de Rosa (voy a buscarla).

    Kisses, Kirke!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no seas amante del género de ciencia-ficción no te va a resultar un problema, porque este libro es mucho más que eso.
      Hay mucha reflexión implícita en todos los relatos, y esa continuidad entre ellos le da cuerpo para llegar a ese final que estoy segura te va a encantar (y asombrar).
      No me extraña que a ti no te haya engañado el inicio de la reseña; entre tú y yo hay una conexión especial que, en algunos casos, roza lo paranormal. Creo que David podría utilizarnos como personajes para alguno de sus relatos extraordinarios, ja, ja, ja.
      Un besote grande, compañera.

      Eliminar

Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores