25 de abril de 2017

La loba de al-Andalus

   Estamos en el siglo XII, los almorávides han tomado el poder hace lustros en los reinos musulmanes del sur de la Península ibérica, pero su extremismo religioso se ha suavizado y apenas queda nada del fanatismo que caracterizó sus primeros años de gobierno.

   En los reinos cristianos del norte, el emperador Alfonso VII de Castilla y León consigue mantener a raya el avance de los musulmanes gracias a sus aliados de Navarra y Aragón; aunque también cuenta con la ayuda de Mardanish, el rey Lobo, un caudillo musulmán que gobierna en el reino de Murcia y que gracias a sus buenas relaciones con los gobernantes cristianos y a su talante moderado consigue que la zona de Levante sea próspera.

   Sin embargo, desde África soplan vientos de intolerancia. Los fanáticos almohades quieren reconquistar al-Andalus para que la ley del Corán sea quien gobierne en esas tierras. Para estos ultraortodoxos islamistas las costumbres relajadas de los reinos andalusíes son inadmisibles.

   En este escenario se desarrolla esta extensa novela (casi mil páginas). En ella se cuentan las vicisitudes de los diferentes reinos, cristianos y musulmanes, que conformaban la Península ibérica en plena Reconquista. Las alianzas, que se formaban o rompían según los intereses de los gobernantes de turno, hacían inclinar la balanza de una batalla a favor de unos o de otros. Intrigas y conjuras, romance y aventura, de todo hay en esta vasta novela, porque mil páginas dan para mucho.

   Esta es la primera novela de una serie de tres donde la tercera aún está por publicar (creo). Yo leí la segunda, El ejército de Dios, primero y luego esta. Si lo hice así fue por desconocimiento, pues no sabía que ese segundo libro pertenecía a una serie (o una saga, que todavía no me aclaro con la diferencia). El ejército de Dios me gustó mucho y por eso me decidí a leer el libro que le precedía.

   No sé si porque no estaba yo para muchos circunloquios (mi situación de estrés creo que ha condicionado mucho la impresión de esta lectura) o porque esta novela no es tan ágil como la segunda, el caso es que se me ha hecho algo pesada. 

   Aunque el estilo narrativo es muy fluido y se lee bien, me ha saturado tanta página. Los avances y retrocesos, tanto de los ejércitos cristianos como de los musulmanes, se cuentan plaza a plaza, castillo a castillo. Guadix, Écija, Jaén, Córdoba, Játiva y muchos enclaves más son arrebatados por los cristianos de manos de los musulmanes y viceversa.

   Para mí ha habido un exceso de detalle; cada guarnición o plaza y cada castillo que se asedia y se toma se cuenta con minuciosidad, y en aquella época las guarniciones o plazas y los castillos cambiaban de dueño y bando continuamente. Para mí esto ha ralentizado mucho el avance de la historia general de la novela.

   No obstante, es una lectura entretenida que se lee bien. El autor hace gala de una estupenda labor de documentación pero sin proliferar los detalles técnicos, es decir, se dedica a novelar, y muy bien, hechos históricos. Una no tiene la sensación de estar leyendo un libro de Historia, todo lo contrario, en todo momento se nota que es una novela. Además, al final aclara qué se ha inventado y qué es real, qué personajes son ficticios y cuáles existieron realmente.

   Una buena novela histórica que, para mi gusto, hubiera estado mejor si se hubiera abreviado algo, pero que, con todo y con eso, es muy entretenida.







25 comentarios:

  1. Tengo apuntadas ambas novelas desde tiempos prehistóricos porque me gusta el período de la historia en el que están ambientados. Creo que voy a esperar a que publiquen la tercera entrega para leerlas del tirón. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues resulta que esa tercera entrega ya la han publicado, Marina. Estaba mal informada, pero Francisco Moroz me lo ha hecho saber con su comentario.
      Si consigues leer las tres de un tirón te pondré en mi altar particular de heroínas, porque yo no sería capaz. Qué saturación de batallas y reconquistas.
      Ya me contarás.

      Eliminar
  2. Hubo un tiempo en que se pusieron de moda (digámoslo así) las novelas históricas y tuvieron, y siguen teniendo, gran tirada. En alguna otra ocasión he dicho que es un género que me gusta porque, además de entretener, educa. De este tema ya he leído unas cuantas, así que esta en concreto, no me atrae demasiado, y más teniendo en cuenta su longitud y que se trata de una trilogía. Un poco vale pero tanto...jeje
    De todos modos, me ha resultado muy grata la lectura de esta sinopsis con crítica incluida.
    No sé porque algunos autores se empeñan en escribir largo y tendido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La forma de escribir es muy buena, pero creo que se pasa con tanta historia, bien podría (para mi gusto) haber reducido el número de páginas y hacer más llevadera la historia general.
      Según nuestro común amigo Francisco, es discípulo de Posteguillo, así que no me extraña que le tenga afición a escribir extensas novelas, porque su mentor también es dado a escribir largo y tendido.
      Yo prefiero algo más "recortado".
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola! No conocía el libro pero me gusta mucho esta época y el libro pinta bien así que me lo llevo apuntado! Como siempre excelente reseña!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Efectivamente se trata de trilogía: La loba de Al-Andalus. El ejercito de Dios y las cadenas del destino que se publicó si mal no recuerdo el año pasado.
    El autor es discípulo de Santiago Posteguillo con lo cual hay ciertas garantías de calidad con respecto a la obra.
    Yo tengo la segunda, pero esperaré a leerla cuando lea esta otra que nos traes a colación.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabía que la tercera entrega ya se había publicado. Hace unos meses anduve indagando y no la vi, se ve que busqué mal.
      Intentaré hacerme con un ejemplar y leerlo, porque extenso o no, Roa escribe muy bien y tengo ganas de saber en qué deparan las historias de algunos personajes que se quedaron colgadas en El ejército de Dios.
      Gracias por el aviso.

      Eliminar
  5. sería incapaz de leer una novela de cerca de mil páginas en que se pormenorizan batallas y avances de ejércitos. Si a eso unimos que la novela histórica, salvo excepciones, no es lo que más me atrae, entendemos que no la apunto.
    Con todo lo que has tenido por delante, debiste leer una de amor y lujo (yo hubiera preferido policíaca, pero sé que a ti no te seduce el género)
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí la extensión de la novela no me preocupa si tanta página está justificada. Lo malo es que, por mi experiencia, es muy raro que sean necesarias tantas páginas para contar algo. Normalmente se puede contar de forma más escueta y, en algunos lectores, evitar que se cansen, porque mantener el interés durante tanta hoja es muy complicado y pocos escritores lo consiguen.
      ¿Amor y lujo? ¿Tú crees? La escritura de la tesis me trastornó pero yo creo que no tanto, jajaja. Creo que debería haber leído algo de humor en esta fase de ataque de nervios. De momento estoy leyendo a "tu" Chirbes, y no va mal la cosa. Ya te contaré.
      Un beso.

      Eliminar
  6. Tiene muy buena pinta, pero si es muy largo quizás tarde en leerla, esperaré al verano cuando tengo mas tiempo de lectura en la playa. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es buena idea esa de leer esta novela en verano, con más tiempo libre. La narración es buena y si no se está agobiada (como me pasó a mí) se disfruta más.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Las novelas tan largas, solo por su extensión, ya me echan un poco para atrás. Debe ser que como tardo tanto en terminar un libro (en comparación con muchos de vosotros) me da miedo que me dure el año entero y eche por tierra mi modesta media de lecturas :P

    De todos modos el tema me parece muy interesante y si, como dices, está bien escrita y es amena, puede ser que en el verano me decida a intentar leerla. Pinta bien, no hay duda, y el mérito del autor es mucho aunque le sobren algunas páginas. A tu reseña, en cambio, no le sobra ni le falta nada: es estupenda, como siempre. ¡Muchas gracias por la recomendación, Paloma!

    Besos de tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le comento a Mamen, leer esta novela en verano, cuando uno está más relajado, puede ser buena idea. De hecho, la tercera parte de esta serie me la leeré en esos meses de estío, porque me imagino que será tan larga, o más, que esta pero no quiero perderme la continuación de la historia que se presenta muy interesante.
      Gracias por tus elogios, guapa, así da gusto escribir reseñas, con un público tan encantador.
      Un besote y feliz jueves.

      Eliminar
  8. Yo soy de la opinión de que una película debe durar como mucho dos horas y un libro, como mucho, quinientas páginas. Todo lo que supera esas medidas me da la sensación de que es paja. Las novelas históricas, no sé si por motivos editoriales, tienden a alargarse demasiado. Como si el trabajo de documentación hubiera sido tan extenuante que el escritor sintiera la necesidad de demostrárselo al lector. Pero en novela, hablamos de, sobre todo, una historia y unos personajes que si bien están situados en una época anterior, no por ello tenemos que describirla tan concienzudamente, como no tampoco se hace en las novelas ambientadas en la actualidad. Estupenda reseña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí la retórica no me suele atraer, no sé si es deformación profesional (en los textos científicos hay que resumir hasta la exageración) pero siempre he pensado que lo bueno, si breve, dos veces bueno. Puede también que detrás de esta manera de pensar se esconda ese estrés que llevo adherido y que me hace ir corriendo a todas partes, incluso cuando no tengo prisa, y que me hace querer saber el final antes de tiempo.
      Yo tampoco aguanto las películas demasiado extensas, a partir de las dos horas me empiezo a remover en el sillón y ya no presto atención (salvo contadas excepciones, claro).
      Abrazos, David.

      Eliminar
  9. Es feo que una novela larga se haga tediosa. He leído montruos de más de mil páginas, pero por suerte todas buenas. Lo que hay que rescatar es el hecho de que te haya mantenido entretenida, ya que eso es lo que vale la pena: que entretenga al lector.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La novela es muy extensa pero, afortunadamente, está bien escrita, y eso lo compensa con creces. Además, es una novela, no es un libro de Historia con diálogos, como suele ocurrir muchas veces con este género de literatura.
      Un saludo, Raúl.

      Eliminar
  10. ¡¡¡Hola!!! Me gusta mucho la novela histórica, tengo en casa muchísimas, creo que después de género negro es lo que más tengo, pero tantas hojas...me echa para atrás.
    Besos y feliz miércoles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cuestión de echarle paciencia, Gemma, pero si andas estresada no es el mejor momento de emprender esta lectura. Como comento más arriba, leerla en verano puede ser una buena idea.
      Un besote, guapa, y feliz jueves.

      Eliminar
  11. No es mi género, que tenga tantas páginas (aunque digas que se lee rápida) y que forme parte de una trilogía son para mí suficiente razón para descartarla a pesar de tu buena reseña. Todo un alivio en esta ocasión ;-)
    Un beso, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La historia es larga, larga. Si no tienes paciencia para tanta página, lo mejor es que no te platees leer esta trilogía.
      Hay mucha oferta literaria, así que puedes elegir.
      Un besote grande.

      Eliminar
  12. Antes solía leer novelas de este género, pero poco a poco he pasado a otros temas. La verdad es que tiene buena pinta esta novela, creo que podría ir retomando antiguos géneros :)
    Un besito!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El género de novela histórica me gusta mucho, siempre que tenga mucha novela y no demasiada Historia, porque en ese caso, se convierte en un libro de texto con diálogos, y a mí me aburre mucho.
      Esta es una novela, novela, aunque un poco larga, pero novela al fin y al cabo.
      Un besote grande, María.

      Eliminar
  13. ¡Me apunto la trilogía!

    Ya leí también la reseña que hiciste a El ejército de Dios.

    ¡Gracias!

    Besos

    ResponderEliminar

Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores