14 de septiembre de 2015

De diosas y de brujas



   Desde hace tiempo muchos amigos internautas me preguntan de dónde viene mi alias, Kirke, así que hoy me he decidido a explicarlo.

   Kirke es la transliteración de Κίρκη,  el nombre en griego de la diosa Circe.

   Circe era una diosa y hechicera que tenía conocimientos de herbología y medicina. Residía en una isla en una mansión de piedra cerca de un bosque donde se dedicaba a elaborar pociones. Parece ser que los brebajes que preparaba servían para transformar en animales a las personas que la ofendían y que los lobos y leones que vivían con ella eran sus víctimas.

   Se la consideraba una maga muy poderosa. Tiene un papel destacable en la Odisea donde convierte a parte de la tripulación de Ulises en cerdos y cuando llega el griego a pedirle explicaciones ella va y se enamora de él por lo que devuelve a su forma original a los tripulantes. Yo creo que muy poderosa no debía de ser porque perdió los papeles en cuanto vio a un apolíneo héroe; diosa pero mujer enamorada al fin y al cabo. De este enamoramiento nacieron varios hijos con destinos algo truculentos pero muy acordes a lo que se estilaba por aquella época ya que uno de ellos mató a Ulises por accidente y luego se casó con su viuda (para que luego digan que nuestros actuales seriales de televisión son retorcidos).

   Esta sería a grandes rasgos la biografía de esta diosa/hechicera aunque para mí representa una auténtica bruja. De hecho yo la considero la pionera de las brujas y de ahí mi fascinación. Desde niña siempre me cayeron bien las brujas de los cuentos, no sé por qué pero me resultaba más atractivo el vivir en una casita en el bosque que en un palacio lleno de salones enormes y techos altísimos que era donde residían las princesas. Sí que es verdad que las brujas en los cuentos habitualmente son las malas y las princesas las buenas pero a mí siempre me ha parecido más interesante el lado oscuro de las historias.

   Se da el caso además que soy farmacéutica y eso de hacer pociones pues me gusta mucho; quizás esa sea otra razón que explique mi afinidad por esta diosa. Desde luego la intención de los boticarios es hacer mejunjes que sean beneficiosos para la salud y que yo sepa aún no se ha descubierto ninguna sustancia que consiga transformar en animal a los humanos aunque algunos ya vienen de serie con comportamientos animales, pero esa es otra historia. Al igual que ella me enfadan determinadas personas por su actitud hacia mí o hacia mis semejantes y reconozco que en esas ocasiones me gustaría tener los poderes de Circe y convertirlas en cerdos -siempre que leo las noticias añado varios nombres a la lista- pero de momento tendré que dejar esa ilusión en el terreno de las quimeras. 

  Otra razón más por la que me gusta esta diosa: consiguió ligarse a Ulises que según las crónicas estaba de muy buen ver y además era muy inteligente (recordad que si no es por su caballo la guerra de Troya no se habría acabado). 


  En una sociedad como la nuestra donde todo se valora y se mide con cantidades exactas, donde se veneran a los poderosos aunque sus méritos no estén a la altura de su poder, donde todo tiene un precio y todo es tangible creo que de vez en cuando deberíamos pensar más en dioses; en los dioses que se enfadan y convierten a los mortales en lobos pero que también se enamoran y entonces se vuelven bondadosos, se unen con los humanos y procrean. Deberíamos soñar más con bosques perdidos donde habitan hechiceras y no con palacios de salones enormes y fríos donde moran princesas que sólo piensan en un príncipe azul (y poderoso).

   Yo de vez en cuando me escapo de la realidad que me toca vivir y es entonces cuando me hago llamar Kirke, tomo un libro y en sus páginas viajo a través del tiempo a otras épocas, a otros mundos y vivo otras vidas o simplemente me imagino que vivo en un bosque y allí espero haciendo pociones a que algún malvado se me ponga al alcance y pague sus fechorías convirtiéndolo en cerdo.


Kirke  

P.D. Después de publicar esta entrada una tocaya internauta, Circe F, me ha prestado un montaje que ella misma realizó, se llama Isla de Circe y la poesía que se lee es de Antonio Colinas. Gracias Circe F por estas bonitas imágenes.







20 comentarios:

  1. En primer lugar señora hechicera diosa del bosque. ¿Qué nos han hecho los cerdos para que los equiparemos a los hombres? Si todo lo del cerdo es tan bueno y lo nuestro no tanto. En segundo lugar te recuerdo que las pócimas para convertir a los hombres en puros animales ( y pido disculpas a los animales) son el alcohol y las sustancias psicotrópicas y estupefacientes; Los de farmacia sabéis mucho sobre ellas.ya que las manipuláis con sabiduría.

    Entre los palacios y las cabañas en el bosque, prefiero como tú las cabañas cálidas a los fríos castillos.y las buenas brujas a las malas princesas, muy pagadas de sí mismas.

    Y sobre los poderes de las mujeres sólo hay que estudiar un poquito de historia para descubrir que los tenéis y muchos. De ahí las famosas frases como: "Detrás de un buen hombre hay una gran mujer" "Tiran más dos pechos turgentes que dos carretas tiradas por bueyes gallegos" "Tanto monta, monta tanto Isabel como Fernando" y de estos dos ya sabemos quién llevaba la voz cantante y tenía la última palabra.

    Y de los dioses no me creo nada, pues son un fiel reflejo magnificado de lo que los seres humanos somos en cuanto a vicios, infidelidades, enamoramientos, secuestros violencia y magnanimidad interesada y paternalista.

    Me quedo sin embargo con la certeza de que la venganza no constituye ningún poder, y te doy la razón que eso de convertirnos en animales lo hacemos sin necesidad de magia.Algunos campos de fútbol están saturados de ellos... solo hay que ver las actitudes salvajes y violentas de algunos y los rugidos y salivazos que salen de sus fauces .
    Y no digo más. Ya que tu entrada es muy esclarecedora. Nos ilustraste sobre una diosa no muy conocida, y eso quizá por enamorarse de un Héroe de la antigüedad que la eclipsó sin ser azul ni oler a suavizante.
    Besos Kirke.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando digo de sustancias que conviertan los hombres en animales estaba pensando en una conversión literal porque de existir sería a la par que satisfactoria muy práctica. Por ejemplo, un cerdo (de los de verdad) se puede comer y aprovechar; en esto Circe demostró ser muy lista, yo creo que pretendía asegurarse la despensa por una buena temporada y también te confieso que dado cómo actuaban y pensaban algunos de los tripulantes de Ulises creo que al pasar a cerdos ganaron con el cambio.
      En toda la historia de Circe el emparejarse con Ulises me da envidia pero también la desmerece a mis ojos porque ¿te imaginas qué hubiera pasado si también lo hubiera convertido en cerdo? Aparte de quedarnos sin Odisea, Circe sería más famosa que el Dr. Octopus!!
      Un besote, Francisco, tus comentarios son, como siempre, refrescantes.

      Eliminar
  2. Me ha encantado la explicación que das de tu alias. En especial me parece genial ese fugarse que practicas, cual bruja hechicera, cuando te metes de lleno en la lectura de una buena histora, algo que practicas con cabeza y magnífico criterio.
    Un beso, Circe

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me olvidó reseñar en la entrada que quizás por mis genes maternos gallegos en mi casa tengo fama de 'meiga'; en realidad es una forma cariñosa de llamarme bruja.
      Gracias por tus piropos, Juan Carlos.

      Eliminar
  3. Ilustrativo a la par que interesante y hasta divertido tu post. No sabía yo tantas cosas de Circe, pero desde luego te va que ni pintada (por farmaceútica, no por bruja, aunque ya veo que tampoco te ofendería).
    Francisco, la venganza no será ningún poder, pero debe de dar un gusto... y además establece una justicia histórica, e incluso poética, que me encanta.
    Muy buena toda la reseña, Kirke.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que no me importa que me llamen bruja. De hecho lo prefiero al epíteto 'princesa' que algunos emplean creyendo adular a una mujer (desde luego conmigo no lo consiguen).
      En un libro que leí hace tiempo (Cambio príncipe por lobo feroz) se llega a preferir también a las brujas porque 'mientras las princesas duermen, las brujas vuelan'
      Un beso, Rosa

      Eliminar
  4. Hola! Muchas gracias por compartir el origen de tu nick, no conocía la historia, es muy interesante.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, con esta entrada he intentado contextualizar mi apodo y si, de paso, consigo también aportar información interesante pues mejor que mejor.
      Gracias, Beatriz, por pasarte por aquí.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Me ha gustado conocer el origen de tu Nick. Me ha venido a la cabeza la particular Odisea de Javier Krahe:

    "Circe de turbio recuerdo
    me quería para cerdo.
    Lo fueron mis camaradas,
    a mí me salvó algún dios"

    En mi caso, con las brujas de los cuentos pasaba un miedo que para qué. Todavía recuerdo con pavor una ilustración, donde Hansel y Gretel alargaban un hueso pelado a la bruja, para que pensara que todavía no estaban lo suficientemente cebados y no les comiera.

    Es una pena que no exista la magia, que serviría para poner los puntos sobre las íes a más de uno. Pero al menos está la literatura, que entre otras muchas cosas, nos sirve de evasión y también es una herramienta para cambiar el mundo. Y no es poca magia esa.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial Krahe.
      Hay que reconocer que algunas brujas daban un poco de repelús, mi hija cuando vio a la bruja de Blancanieves (la versión Disney) se levantó de la silla y no volvió a ver más la película. Pero Circe no, en las representaciones pictóricas aparece muy sugerente.
      Y sí, a falta de la magia de Circe tendremos que conformarnos con la que nos facilita la lectura y nuestra imaginación que, como tú bien comentas, no es poca.
      Un abrazo, Gerardo

      Eliminar
  6. Yo me siento privilegiada porque conocía el significado de tu alias, ya que me lo resumiste brevemente en un comentario en mi blog, cuando éramos unas recién conocidas y te llamé mi "hadita" por haberme tocado con tu varita al nominarme a mi primer premio, porque le siguieron más, ¿recuerdas?

    Y resultaste ser una hadita con mucha sensibilidad (que ya he leído que tomaste buena nota de mi regañina).

    Ahora me ha encantado leer la historia entera, es preciosa. Además no te ha faltado el sentido del humor (en especial, me ha encantado lo de que "ninguna sustancia consigue transformar en animal a los humanos aunque algunos ya vienen de serie", ¡genial!

    Me ha venido a la mente, quizás por deformación "bloguera" ;-) la película "Maléfica", donde al final llegas a empatizar con ella. Y es que ni las brujas son tan malas ni las princesas que buscan príncipes son tan bueninas.

    A ver cuándo preparamos esa "pócima" conjunta.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí Maléfica me gustó mucho, además los trajes que llevaba molaban un montón; claro que en Angelina Jolie, con ese tipazo, cualquier trapo luce bien.
      Por cierto, si esta respuesta la lee Gerardo (al que le daban miedo las brujas de los cuentos) seguro que la Maléfica/Jolie no le desagrada tanto.
      Ya tengo el caldero preparado para esa 'pócima conjunta' que nos traemos entre manos tú y yo. En los próximos días ya recibirás ideas para ponernos de acuerdo.
      Un beso y encantada de tenerte de vuelta.

      Eliminar
  7. Desconocía esta información. Gracias por compartirlo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Me ha gustado mucho entrar en este post que desconocía. Es un avatar muy bien elegido. Te va al pelo y si ademas tienes origen gallego mucho más. Como decía mi suegra que era gallega " Meigas haberlas haílas" Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi casa dicen que tengo algo de bruja porque, a veces, les adivino el pensamiento a mi marido o a mi hija. No es ningún poder extrasensorial, se debe simplemente a que la convivencia hace que les conozca muy bien.
      De todas formas yo también creo que la brujas existen.
      Un beso, María del Carmen.

      Eliminar
  9. Me ha encantado conocer el origen de Kirke, gracias por esta fantástica historia en la que he sonreído ante ese toque de humor con esos humanos que son más animales que muchos de los llamados animales.
    Las brujas...como todo lo desconocido, en lugar de descubrirlo con frecuencia primero se rechaza.
    Me ha parecido precioso cuando vuelas a ese mundo tan tuyo con un libro y los sueños que se despiertan.
    Muy bonito.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La magia de la lectura es lo que tiene, nos ayuda a imaginar un mundo donde los malvados pagan por sus fechorías, a través de brujas justicieras o por otros medios. En cualquier caso es una evasión estupenda.
      No sabes la satisfacción que me supone saber que me lees y que te gusta. Encantada.
      Un abrazo, Conxita.

      Eliminar
  10. ¡Hola Kirke! La verdad, no sabía nada del significado de tu seudónimo. Es muy interesante: mezclaste lo real (tu profesión terrenal) con el imaginario (poderosa bruja y sus fórmulas secretas). Nunca viene mal aprender algo nuevo. Un abrazo literario.,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá tuviera los poderes de esta diosa-bruja Circe, o los de cualquier bruja en general, pero siempre me quedará la imaginación.
      Gracias por tu visita, Lola. Encantada de verte por aquí.
      Un abrazo.

      Eliminar

Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores