30 de marzo de 2014

El error azul

   "Ninguna mujer es culpable de que la amen dos hombres a la vez"  Esta es la frase que define el argumento de la novela. La mujer es Amelia y los dos hombres que se enamoran de ella, Alberto y Martín, lo hacen en los meses previos a la Guerra Civil, cada uno de ellos toma un bando en la contienda siendo el amor por Amelia lo único que los une además del odio recíproco que se tienen.

   Con saltos en el tiempo, hacia adelante y hacia atrás, se nos desvela la historia de estos personajes y el sino tan triste que se cierne sobre ellos, cada uno con sus miserias, sus miedos y sus sueños. Con un estilo narrativo muy bueno, Javier Lorenzo nos habla del amor de dos hombres por la misma mujer y lo que les lleva a hacer a ambos, desde lo más vil a lo más sublime.

  Pero también nos habla de la postguerra, sobretodo la de los vencidos, de una manera sencilla pero implacable. Durante toda la novela se respira la desesperanza, el abatimiento que llega al constatar que uno se encuentra en el bando perdedor. En algunos momentos esa tristeza se diluye un poco cuando hace gala de un fino sarcasmo, "el humor y la ironía suelen hacer más daño que una bala de cañón y es la última trinchera de los indefensos".

    No me suelen gustar demasiado las historias de amor pero esta tiene tantos ingredientes añadidos que me ha conmovido especialmente.

Kirke  


26 de marzo de 2014

Serás reina del mundo

   La vida de Isabel Barreto de Castro, la primera almirante española de la Historia. Esta excepcional mujer acompañó a su marido, Álvaro de Mendaña, en una expedición por el Mar del Sur en busca de las islas Salomón que su cónyuge previamente había descubierto veinticinco años antes.

   Es la historia de una aventurera con una gran curiosidad por descubrir nuevas tierras y haciendo alarde de una gran valentía se atrevió a emprender un viaje a lo desconocido afrontando innumerables peligros entre los que se encontraba el ser mujer y comandar una flota, algo que en el siglo XVI no era aceptado por muchos de los que estaban bajo su mando.

   Se describe muy bien la sociedad criolla de Perú en aquella época, los fastos de la clase dirigente de un imperio donde no se ponía el sol, las ansias de aventura de los conquistadores, los sueños de gloria, el arrojo pero también los desmanes y los abusos con la población indígena.

   Con Isabel viajamos desde Perú a las islas Marquesas y de allí a Manila y a Acapulco; en este periplo también conocemos la cara menos amable de las expediciones: las rencillas personales y las luchas por el poder de los altos mandos, la escasez de víveres y de agua que convierten el final del viaje en un auténtico infierno.

    Pero también es una historia de amor, el que Isabel sintió por sus dos maridos con los que compartió el mismo sueño: explorar territorios desconocidos por el hombre blanco.

Kirke  


16 de marzo de 2014

La hija del Nilo

    La hija del Nilo, en contra de lo que pueda parecer por el título, no cuenta sólo la vida de Cleopatra sino también la de Julio César, aunque en realidad sólo se refiere a una 'pequeña' parte de las vidas de estos dos importantes personajes históricos puesto que la historia empieza cuando Cleopatra es una niña y Julio César lucha contra Pompeyo para hacerse con el poder en Roma y acaba cuando César y la egipcia se conocen.

   Son dos historias paralelas que acaban uniéndose a la vez que los destinos de sus protagonistas. La parte correspondiente a Cleopatra me ha parecido la más interesante, quizás por ser más desconocida para mí, y la de Julio César ha sido muy instructiva pero más aburrida.

   En cualquier caso un libro de casi 600 páginas para contar los primeros años de la vida de Cleopatra me ha resultado exagerado. El estilo narrativo, característico de Negrete, es muy bueno y entretenido pero ha habido momentos en que se ha pasado de retórica y cuenta detalles que hacen pesada la lectura. El desarrollo de la guerra entre César y Pompeyo se relata prolijamente, no ya batalla a batalla, sino escaramuza a escaramuza y tanta especificación me ha llegado a cansar. Si a esto le añadimos que se nos explica desde el sistema de alumbrado del Faro de Alejandría hasta cómo trabajaban los escuadrones antiincendios de esta ciudad pasando por algunas leyendas de la mitología romana y egipcia la lectura se hace demasiado densa.

   He visto por otros foros que hay bastante polémica sobre si habrá una continuación o no a esta novela. Tal como termina, y sabiendo cuántos sucesos importantes quedan por relatar (la vida de Cleopatra y sus amantes romanos ha sido fuente de guiones cinematográficos y muchísimos libros) me he quedado con la sensación de que falta mucho por contar aún y se puede continuar aunque también se podría haber relatado en este libro toda la vida de Cleopatra si Negrete hubiera prescindido de tanta puntualización histórica y hubiera ido más directo al grano. Posiblemente el resto de la historia nos la contará en próximas novelas. O no.

Kirke  



7 de marzo de 2014

La canción del pirata


   
 Juan Cantueso está preso en Cádiz, un escribiente viene a tomarle nota de sus andanzas y el propio Juan relata su azarosa vida, desde que era un pilluelo en su Cádiz natal, sus correrías como pirata en mares caribeños, su embarque en un barco negrero, etc.

   Con él nos vamos a Venecia, Portugal, La Habana, Puerto Rico, Sevilla. Un recorrido extenso y entretenido donde Cantueso cuenta todas sus aventuras y desventuras, cómo se gana la vida con lo que se le va poniendo a mano, las más de las veces utilizando el engaño y el ingenio. Una buena novela de aventuras pero sobre todo de picaresca, donde, y según lo describió el propio Borges el único tema es el hombre y en los relatos de Fernando Quiñones está el hombre, su índole y su destino.

   Está escrita con un estilo muy elaborado y muy parecido al de las novelas del s.XVII y XVIII. Tanto el vocabulario como las expresiones son muy complejos y reconozco que algunos párrafos los he tenido que leer más de una vez para comprender su significado por las locuciones tan complicadas. Desde luego no es una lectura ligera y para leer este libro se requiere paciencia y tranquilidad. Aún así he disfrutado mucho leyendo esta prosa tan exquisita.

   Un libro escrito como los de antes (los de antes del siglo XIX).







Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores