30 de enero de 2014

Espejismo

   
   Novela de ciencia-ficción que nos presenta un planeta contaminado donde sus habitantes están obligados a vivir recluidos bajo tierra en un silo porque el aire del exterior es tóxico. Por qué se ha llegado a esa situación no se explica en el relato, al menos de una forma explícita, supongo que para eso está la precuela que acaba de salir.

    Por un lado me ha gustado mucho pero por otro no tanto.

   Primero lo que no me ha gustado: esta visión catastrofísta de un mundo devastado no es nueva, muchas novelas de corte futurista suelen mostrar un panorama muy parecido. La base en la que se cimenta la trama es muy endeble y se producen lagunas y situaciones que no tienen sentido.

   Lo bueno: se plasma excelentemente un ambiente agobiante (un montón de gente viviendo hacinada bajo tierra) que permanece durante toda la lectura y hay momentos de suspense muy buenos.

   La narración es muy ágil y se lee fácilmente. Hay una gran carga simbólica en los diferentes estamentos que componen esta peculiar sociedad cuando ciertas clases de profesionales se cuestionan el proceder de otras.

    Una buena lectura para pasar el rato; un rato largo porque el libro tiene más de quinientas páginas.


Kirke  



22 de enero de 2014

Los violines de Saint-Jacques

    Un viajero inglés conoce en una isla griega a una mujer francesa que le relata su estancia en las Antillas a finales del s. XIX.

   Con una redacción muy cuidada se describe minuciosamente la sociedad criolla en una isla antillana. La indolente vida de la aristocracia, la exuberancia del paisaje, las costumbres ancestrales de los sirvientes negros, son los componentes de este libro donde el argumento es lo de menos, lo que realmente importa es la lectura en sí. Leigh Fermor hace gala de una gran erudición pero sin caer en la jactancia.

   La descripción de la erupción volcánica con la que termina el libro es admirable. El derroche de adjetivos que emplea consigue que un fenómeno de la naturaleza tan devastador como es la actividad de un volcán parezca bello y fascinante.

   Un libro para leer y recrearse en la propia lectura.

Kirke  

19 de enero de 2014

Ronin

   Aventuras y desventuras de Dámaso, un alférez de los tercios que recala en Manila para mejorar su fortuna. Por otro lado está la historia de Saigo, un samurai que debe cumplir el último deseo de su señor aunque ello le haga aparecer como un cobarde a los ojos de los demás. Estos dos personajes irán viviendo múltiples lances hasta que sus vidas se crucen.

   Se describe con minuciosidad un episodio de la historia de España bastante desconocido: el intento por establecer lazos comerciales entre Japón y España en el siglo XVII. Mientras que en España el duque de Lerma hace y deshace ante la desidia de Felipe III, en Japón hay una guerra civil para hacerse con el título de shogun.

  La lectura de esta novela ha tenido una cara y una cruz.
  La cara: la exposición del entramado político-social tanto de Japón como de España en el s.XVII me ha parecido francamente buena. Sobre todo la parte correspondiente a los nipones es realmente interesante y la que más me ha gustado. La redacción es estupenda.

  La cruz: demasiados rodeos para contar algunas escenas haciéndolas innecesariamente extensas de manera que parece que la historia se ha detenido y que no está pasando nada. Sin embargo en algunos momentos hay saltos en el tiempo y acontecimientos que se refieren rápidamente. Hubo momentos en que tuve que hacer un verdadero ejercicio de paciencia para seguir leyendo y no abandonar.

   Otro aspecto que no me gustó fue el perfil demasiado maniqueo de los personajes: el malo es muy malvado y el bueno es muy cándido; no tienen matices.

     Una buena novela de aventuras con adecuada documentación histórica pero que podría haber sido mucho mejor si no hubiera tenido tantas páginas prescindibles que hicieron la lectura demasiado lenta. 

   Kirke  

16 de enero de 2014

Drink time!



   Bosquejo biográfico del escritor/historiador Patrick Leigh Fermor hecho por una lectora/admiradora suya, Dolores Payás.

       En este libro, nacido de varias visitas de la escritora a Leigh Fermor en su casa de Grecia y de las conversaciones que mantuvieron durante su estancia, se hace un elogio entrañable de este personaje cuyas vivencias podrían servir de guión para una buena película de aventuras. Se puede apreciar la admiración de Payás por el autor pero también la conexión que se dio entre los dos a lo largo de esas charlas que hizo recíproca esa fascinación.

    He de admitir que no sabía quién era Fermor pero gracias a este texto me he animado a conocer sus publicaciones de las que ya tengo un par esperando para leer.

    Dolores Payás consiguió lo que muchos amantes de la lectura nos gustaría hacer: conversar relajadamente con un autor del que hemos leído todas sus obras y al que admiramos; ¡qué suerte! Pero también se pudo considerar afortunado Patrick Leigh Fermor pues tuvo la ventura de que alguien como Dolores le hiciera un homenaje tan afectuoso como es este relato.

Kirke  

10 de enero de 2014

El médico hereje

   
   La vida de Miguel Servet contada formalmente y sin ninguna emoción. En realidad lo que se cuenta es la persecución y enjuiciamiento de este médico/teólogo por parte de la iglesia católica y la reformista.

    Se habla especialmente de su obra Restitución del Cristianismo y los debates de carácter teológico mantenidos con Calvino, siendo este último factor importante en la condena de Servet. Nos encontramos con una exposición pormenorizada de los aspectos teológicos de esta obra y sin embargo la cuestión por la que Miguel Servet pasó a la posteridad, la descripción de la circulación pulmonar, apenas se tiene en cuenta en la novela.

   Ha sido como leerse una enciclopedia pero con diálogos. Otra novela histórica bien documentada, con mucha 'historia' y poca 'novela'; instructiva pero aburrida.

5 de enero de 2014

El héroe discreto

    Quería comenzar el nuevo año con una buena lectura así que no quise arriesgar y fui a lo seguro: Vargas Llosa.

   Esta nueva novela trata sobre dos personajes, en principio anodinos, a los que se les complica la existencia por diferentes motivos pero que no se dejan amilanar por las presiones pues su sentido del deber es más fuerte que cualquier coacción. Son héroes discretos, no tienen superpoderes ni condiciones físicas extraordinarias, son personas corrientes pero con unas convicciones sólidas que les hacen valientes.

   Todo esto narrado con la maestría de Vargas Llosa, su vocabulario tan elaborado y lleno de matices me ha recordado lo rico que es nuestro idioma con vocablos que no se utilizan en este lado del Atlántico y que me han hecho 'oir' el acento con el que se deberían pronunciar.

   Este autor es de los que me pongo a leer sin importarme mucho el asunto sobre el que gira la novela puesto que sólo la forma de contar la historia ya sé que me va a gustar. En este caso también el argumento ha sido interesante con lo que la satisfacción ha sido completa.

Kirke  



Hada verde:Cursores
Hada verde:Cursores